Ir a contenido

La desaparición del hermano, clave en el crimen de la niña de Mataró

Los Mossos d'Equadra buscan al adolescente, que lleva 48 horas en paradero desconocido, y mantienen abiertas varias hipótesis

La jueza que instruye las pesquisas envía un comunicado en el que subraya que el chico de 17 años debe ser localizado para "protegerlo"

Guillem Sànchez

Concentración en recuerdo de Karolina, la niña rusa de 14 años encontrada muerta en su casa de Mataró.

Concentración en recuerdo de Karolina, la niña rusa de 14 años encontrada muerta en su casa de Mataró. / ANNA MAS

La muerte violenta de una chica de 14 años, cuyo cadáver fue hallado con heridas de arma blanca, sigue sin despejarse 48 horas después de que los vecinos lo encontraran en un piso vacío de Mataró. En el interior de ese domicilio residía una familia compuesta por una madre soltera de origen ruso y sus dos hijos: la víctima y su hermano mayor, de 17 años. Este fin de semana los dos menores se encontraban solos dado que la mujer había tenido que ausentarse y viajar a Rusia. Pero cuando los vecinos descubrieron el cuerpo sin vida de la chica, el domingo a las 22.00 horas, no había ni rastro del hermano. Dos días después, sigue en paradero desconocido y los Mossos d’Esquadra intentan localizarlo.

Este martes por la mañana, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, por orden de la jueza de instrucción 3 de Mataró, a cargo de un caso sobre el que ha dictado el secreto de sumario, ha emitido un comunicado para explicar que la madre ha denunciado la desaparición del chico y que, a falta de indicios sólidos que le incriminen en el supuesto crimen de su hermana, tratan de dar con él porque es un menor y debe recibir "la protección" de las autoridades.

Los investigadores del grupo de homicidios de la Regió Policial Metropolitana Nord de los Mossos tratan el caso como un crimen. La autopsia que se practicó al cadáver de la menor no ha permitido descartar de forma tajante que se trate de un suicidio aunque sí apunta a que la niña fue asesinada. Las pesquisas policiales, de momento, barajan todas las hipótesis y centran los esfuerzos en dar con el hermano, para comprobar que se encuentra bien y averiguar qué sabe de lo ocurrido. La víctima apareció ensangrentada en el suelo, tumbada junto a la cama de su habitación, y llevaba varias hora muerta. Una de las vecinas oyó un golpe en el domicilio durante la madrugada del sábado.   

Duelo en Mataró 

El Ayuntamiento de Mataró ha lamentado "profundamente" la muerte de la adolescente en un comunicado conjunto aprobado por todos los grupos municipales. El consistorio condena cualquier tipo de violencia, que siempre es "una vulneración de los derechos humanos", y se muestra "aún más consternado" porque la víctima tenía 14 años. El alcalde David Bote ha puesto los servicios sociales a disposición de la familia y amigos, a quienes ha ofrecido apoyo psicológico y acompañamiento para sobrellevar el calvario que están soportando.  

Esta tarde una concentarción frente al Ayuntamiento también ha brindado su apoyo a la familia y ha mostrado el rechazo que ha generado en Mataró la muerte violenta de la menor. 

Temas: Catalunya