Ir a contenido

La mitad de las personas trans retrasa sus citas médicas para evitar ser discriminadas

Temen que no se les llame por su nombre 'sentido' o que se visibilice su identidad sexual

La federación LGTBI reclama que no sea necesario un informe psiquiátrico para el cambio registral de género

Patricia Martín

Transexuales que muestran la tarjeta sanitaria que recoge su nombre ’sentido’ y no el que refleja una identidad sexual que rechazan. 

Transexuales que muestran la tarjeta sanitaria que recoge su nombre ’sentido’ y no el que refleja una identidad sexual que rechazan.  / ALBERT BERTRAN

La mitad de las personas transexuales anula o retrasa sus citas médicas para evitar sentirse discriminadas en la consulta, según un encuesta realizada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y Médicos del Mundo. La muestra de personas que han contestado al cuestionario online es pequeña pero heterogénea y ratifica lo que ya habían concluido otras investigaciones: que el “sistema público de salud no ha incorporado la diversidad y sigue abordando la transexualidad desde una perspectiva binaria, de hombre o mujer, o estereotipada, lo que hace que muchos no acudan a las consultas porque sienten que no se comprenden sus necesidades”, subrayó la psicóloga Inmaculada Amador, responsable del área en Médicos del Mundo.

Según la encuesta, el 20% anula sus citas médicas por miedo a que no se les llame por su nombre ‘sentido’ (el que representa su identidad y no el que aparece en los documentos oficiales), el 16% para evitar que se les falte el respeto y el 14% por temor a visibilizarse como personas trans. De hecho, casi el 30% de las personas encuestadas ya no va al médico nunca o casi nunca, ya que sienten que no son bien atendidas por la falta de formación del personal sanitario y, en general, reciben un trato que las hace sentirse incómodas. Asimismo, casi el 70% de los participantes en el estudio han señalado que nunca han hablado sobre su salud sexual o la prevención de enfermedades de transmisión por esta vía con el personal sanitario.

La campaña

Ante esta problemática, ambos colectivos han diseñado la campaña ‘Manual de instrucciones’, que trata de sensibilizar y formar al personal médico a través de varios vídeos en los que se representa las situaciones discriminatorias más habituales que sufren los transexuales en los centros de salud, con unas sencillas pautas sobre cómo solventarlas.  

En la campaña participa Victoria, una transexual hondureña que en la presentación de la misma explicó que, en multitud de ocasiones, ha pedido al personal sanitario que la llamen así y no Víctor, el nombre que aparece en su tarjeta sanitaria, pero “nunca” ha tenido éxito. Esto provoca que sienta "vergüenza" al ver como "cuchichean" los demás en la sala de espera cuando una mujer y no Víctor es acude a la llamada.

Derecho de autodeterminación

La Federación LGTB reclama además que se modifique la ley estatal que exige un diagnóstico médico de disforia de género para poder realizar un cambio registral de género, así como haber realizado dos años de tratamiento hormonal, ser español y mayor de edad.

El colectivo exige que se reconozca el “derecho de autodeterminación de género”, es decir, que se les permita hacer el cambio registral con una simple petición, “sin un diagnóstico psiquiátrico que diga quién eres” y sin someterse al tratamiento. Según explicó el secretario de organización, Loren González, hay personas trans que, o bien no pueden por motivos de salud, o bien no quieren hormonarse pero sí les gustaría acceder al cambio registral y no pueden.