Ir a contenido

MENORES NO ACOMPAÑADOS

La Generalitat descarta abrir un centro para 'menas' en la Zona Franca

Los menores serán atendidos en un recinto "muy cerca de Barcelona"

Elisenda Colell

El conseller de Treball, Afers Socials i Famílies, Chakir el Homrani.

El conseller de Treball, Afers Socials i Famílies, Chakir el Homrani. / ACN / LAURA FIGULS

La Generalitat da marcha atrás y descarta abrir el centro de atención inmediata (CAI) a jóvenes que emigran solos en la Zona Franca por cuestiones administrativas. Lo ha explicado este miércoles el 'conseller' de Treball, Afers Socials i Familias,Chakir el Homrani que ha asegurado que el nuevo equipamiento abirá en un tiempo breve "muy cerca de Barcelona".

En declaraciones a los medios tras inaugurar un salón, el 'conseller' ha explicado que han descartado la Zona Franca por razones administrativas: "No descartamos esos espacios para otros recursos que puedan ser necesarios, pero necesita unas adecuaciones y unas gestiones administrativas que no nos hacían poder abrirlo en el tiempo previsto".

"Ya estábamos trabajando en otras posibilidades y lo que hemos hecho es activarlas. Una posibilidad nos permite, en poco tiempo, poderlo abrir muy cerca de Barcelona", en un espacio que ya está adecuado para ello, aunque ha rechazado concretar dónde es por protección, y en cuánto tiempo, porque hay variables que no controla la Generalitat.

Trabajan de forma conjunta con las autoridades locales en ambos casos, siendo la segunda opción "otros terrenos" que sí que están dentro de la ciudad pero que implican más tiempo de margen para adecuarlos, y ha dicho que valoran más de una opción por responsabilidad.

Protestas vecinales

Desde que trascendió la notícia hasta hoy, la coordinadora vecinal de la Zona Franca y Marina del Prat Vermell pidió reuniones de urgencia con la Generalitat para saber en qué condiciones y bajo qué circunstancias serían atendidos los jóvenes. Esta reunión se acabó produciendo el pasado martes 11 de junio. Según explican Melània Pedro y Abdo Florencio, vecinos presentes en el encuentro, tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona expresaron que el motivo es que los trámites de los terrenos " van para largo". 

Los terrenos donde debería ir el centro pertenecen al Consorci de la Zona Franca. Deberían pasar a cargo de la Generalitat, pero "aún faltan muchos trámites" dicen los representantes de los vecinos. En esta reunión, donde estaban presentes la secretaria de Infancia, Georgina Oliva, y el director de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Sánchez, ninguna administración quiso expresar cual va a ser el nuevo emplazamiento, peró sí hizo saber a los vecinos que lo estan "rehabilitando" para que pueda abrir "lo antes posible".

40 plazas

Según explicó la Generalitat, el centro tendrá capacidad para unas 40 personas y se creará para dar una primera respuesta a los menores que lleguen a Barcelona y su área metropolitana y evitar las largas estancias de los menores en las comisarías para ser identificados y derivados a un centro de la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (Dgaia) en un mismo espacio.

Se trata de un recurso pionero en el Estado que contará con una pareja de Mossos d'Esquadra para encargarse de las identificaciones en un entorno amable para los jóvenes, así como una pareja de educadores sociales y una pareja de integradores sociales las 24 horas del día, todos los días del año.

El CAI busca ofrecer una atención integral más inmediata y respetuosa con los derechos de los niños que los aleje de la estigmatización, con espacios donde poderse cambiar de ropa, alimentarse y se les garantizará la higiene personal, así como espacios de descanso, pero no de pernoctación.

En el mismo espacio, estaba previsto un centro para jóvenes con "dinámicas de calle", y en el que podrán pernoctar y está pensado para ir afianzando el vínculo con los educadores y poder trabajar la posibilidad de entrar en el sistema de protección a la infancia y que dejen la calle.