19 feb 2020

Ir a contenido

Mata de un disparo a su cuñada y hiere a otras dos mujeres de su familia política

El suceso tuvo lugar en Aranjuez y se baraja la ruptura sentimental como desencadenante

Las dos mujeres heridas, otra cuñada y su suegra, se encuentran en estado crítico

Agencias

Las tres víctimas se encontraban en la calle cuando recibieron varios disparos desde la ventana de una vivienda situada en la calle de Victoria Kamhi, donde el agresor, de 35 años, se atrincheró hasta que fue detenido.

Como si de un francotirador se tratase, un hombre mató en el municipio madrileño de Aranjuez en la noche del domingo de un disparo a su excuñada e hirió de gravedad a otras dos mujeres de su familia política, en un crimen que la policía investiga si se debió al hecho de que la pareja del agresor, con la que tenía cinco hijos,  había roto la relación sentimental y este culpaba a sus allegados de la situación o, quizá, actuó movido por la venganza, para hacer daño a su exmujer.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 21.50 horas en la calle Victoria Khami de Aranjuez, donde el presunto homicida, según Europa Press, un español de 38 años, disparó desde su vivienda con una escopeta de caza a sus cuñadas y su suegra y después se atrincheró en la casa. Finalmente fue detenido y el arma homicida requisada. El arrestado cuenta con antecedentes por tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas. De hecho tenía vigente una orden de ingreso en prisión por este último motivo.

Al llegar al lugar del crimen, los servicios de emergencias se encontraron a Lisette F. J, de 35 años, tirada en la calle con disparos en el cuello y el torax y tras media hora de maniobras de reanimación, los sanitarios certificaron su muerte. Asimismo, Monserrat F. J. de 23 años, presentaba un impacto de bala en el abdomen y la madre de ambas y exsuegra del agresor, de 51 años, una herida de bala en la pierna. El estado de ambas es crítico, según el hospital 12 de Octubre, donde permanecen ingresadas.

La posible motivación

Tras el tiroteo se produjeron algunos momentos de tensión cuando los familiares de la mujer fallecida increparon y amenazaron a gritos a los allegados del agresor, lo que provocó que hasta el lugar se desplazaran agentes del cuerpo de antidisturbios de la Policía Nacional. De hecho, una unidad del cuerpo policial permaneció durante toda la noche en el lugar de los hechos para evitar nuevos incidentes.

Esta situación hizo dudar en un principio a los investigadores de si se trata de una reyerta familiar. Si bien, los testimonios recabados entre los testigos y allegados de la pareja, inclinan a la policía a pensar que es la ruptura sentimental la que ha motivado la brutal agresión.

De hecho, la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, ha pedido una reflexión sobre si este tipo de sucesos deberían tipificarse como violencia machista, tras participar en un minuto de silencio de repulsa.