Ir a contenido

INICIATIVA PARA PRESIONAR A GOBIERNOS Y GRANDES SUPERFICIES

Los ecologistas piden a los consumidores un boicot al plástico en supermercados

La campaña, que empieza hoy y terminará el viernes, nace con el objetivo de ser un reto viral para "salvar el planeta"

Olga Pereda

Una gran superficie comercial con sus productos envueltos en plástico.

Una gran superficie comercial con sus productos envueltos en plástico. / JORDI COTRINA

Seis dientes de ajo pelados. Una mandarina. Una berenjena. Un plátano. Una manzana. Cuatro tomates. Media papaya. Seis rodajas de piña… Los supermercados están -literalmente- tomados por los plásticos de un solo uso. Los consumidores se están acostumbrado a comprar mucha fruta y verdura absurdamente envasada (también la que procede de cultivos ecológicos). Los activistas a favor del medio ambiente han dicho basta. Zero Waste (Cero Basura) ha emprendido esta semana en España una iniciativa para “presionar a Gobiernos y grandes superficies”. Apoyada por Greenpeace y otras organizaciones ecologistas, la campaña invita al ciudadano a realizar un boicot a los alimentos envueltos en plástico, un auténtico "sinsentido". A la espera de ver qué pasa en los supermercados, el vídeo ya arde por las redes sociales. Ha sido tuiteado por grandes nombres del cine y la cultura, como Juan A. Bayona. “Es un reto vitral para salvar el planeta”, afirman fuentes de Zero Waste.

 

No es la primera vez que los ecologistas animan a los consumidores a percatarse de la cantidad de plástico innecesario que inunda sus compras. En los últimos meses, miembros de varias organizaciones han acudido a grandes superficies para hacer una compra y han convocado a los medios de comunicación para que sus cámaras reflejaran la cantidad de plástico y bandejas innecesarias y absurdas que envuelven muchos productos. Ahora el reto es más grande ya que el llamamiento es global, se hace a toda España y durará una semana. El objetivo es que los compradores demuestren su poder y dejen de ser “activistas de sofá”.

Parar la contaminación

Si del 3 al 9 de junio se dejan de comprar productos envasados, la ciudadanía mostraría a los supermercados y las marcas “que no queremos contribuir a la contaminación por plásticos”, explica Alba García, responsable de la campaña de plásticos en Greenpeace España. “Estamos cansados de escuchar a los supermercados decir que no eliminan plásticos porque sus clientes así lo demandan. Vamos a demostrarles que esto no puede seguir así. Cuando realmente eres consciente de la cantidad de envases de plásticos que compras y tiras cada semana y lo que eso significa para nuestros mares y el medio ambiente es como entrar en el Matrix de los plásticos de un solo uso.

La responsable de Greenpeace anima a los ciudadanos a secundar la campaña. Y da un par de ideas: planificar las compras y acudir a establecimientos donde vendan legumbres y frutas a granel, así como ir a nuestro supermercado de referencia con nuestro propio envase reutilizable si queremos, por ejemplo, comprar carne o embutido al corte (algo que, de hecho, se empieza a ver tímidamente en algunos supermercados urbanos).

“¿Y si modificamos ese hábito para siempre? ¿Y si lo hacen millones de personas? Estaríamos ante el fin real de la contaminación por plásticos?”, concluye García.

¿Es tan grave el problema de los plásticos? Sí. El Mediterráneo, que solo contiene el 1% de las aguas del mundo, concentra el 7% de los microplásticos del planeta. Los expertos calculan que en todo el océano flotan alrededor de 268.000 toneladas de plástico. Son datos extraídos del libro 'Vivir sin plástico' (Zenith), escrito por Patricia Reina Toresano y Fernando Gómez Soria, una pareja residente en Madrid que en el 2015 decidió dar un cambio drástico a su vida al optar por el "minimalismo residual" dejando de consumir plástico.