Ir a contenido

EN ALICANTE

Detenido un trabajador por grabar en el aseo a cinco compañeras

El empleado, que ha quedado en libertad con cargos, puso la cámara en el portarrollos de papel higiénico

El Periódico

Detenido un trabajador por grabar en el aseo a cinco compañeras

EL PERIÓDICO

Un empleado de una empresa agraria de la comarca del Vinalopó Medio (Alicante) ha sido detenido acusado de cinco delitos contra la intimidad por colocar una cámara de vídeo en un aseo portátil de la mercantil y grabar a sus compañeras de trabajo cuando usaban esa instalación.

El hombre, de 52 años y origen ucraniano, fue arrestado el pasado martes por la tarde por la Guardia Civil y posteriormente quedó en libertad provisional con cargos tras pasar a disposición judicial, según han informado este jueves fuentes del instituto armado.

La cámara estaba escondida en el hueco del portarrollos del papel higiénico del aseo portátil.

Por el momento se ha observado la grabación de cinco compañeras diferentes del denunciado, aunque las pesquisas siguen abiertas para averiguar si hay más posibles víctimas.

También se analizará la totalidad de las imágenes captadas supuestamente por el trabajador y determinar la posible utilización que haya hecho de ellas.

En el registro de su domicilio, ubicado en Novelda (Alicante), se han intervenido un ordenador portátil, una tableta, un teléfono móvil y una cámara de vídeo.

Igualmente, se han aprehendido varios sistemas de almacenamiento de datos (tres tarjetas de memoria), que serán analizados para confirmar la existencia de otras grabaciones. Además, se investigará si las imágenes captadas han podido ser compartidas en la red.

Denuncia del gerente

La detención se produjo tras una denuncia interpuesta por el gerente de la empresa agraria, en la que aseguraba que una de las empleadas se había percatado de la existencia de una pequeña cámara de vídeo, oculta en el portarrollos del papel higiénico, cuando hacía uso de un aseo portátil instalado en la explotación.

El denunciante hizo entrega de la cámara a los agentes de la Guardia Civil, que estudiaron los vídeos almacenados en la tarjeta de memoria y comprobaron que había grabaciones de cinco empleadas.

En uno de esos vídeos se observa al detenido, provisto de un bote de pegamento, colocando la cámara de grabación en el hueco del portarrollos del papel higiénico, según el instituto armado.

El sospechoso, de 52 años, se ausentó del lugar de trabajo y no regresó a la explotación agraria, ni para cobrar el correspondiente finiquito por despido, tras el hallazgo de la cámara, aunque finalmente fue localizado y capturado anteayer.