27 oct 2020

Ir a contenido

CONTROVERTIDO 'SHOW' EN EL BAIX EBRE

Imputado un alcalde de Tarragona por permitir espectáculos taurinos

Josep Mas, edil de Alfara de Carles, declarará el 28 de mayo por un posible delito de prevaricación

Una sentencia del año 2015 prohibe las "pruebas de bravura o tientas realizadas con público"

Carlos Márquez Daniel

Espectáculo taurino en la finca de Alfara de Carles, en agosto del 2018.

El alcalde de una localidad del Baix Ebre ha sido imputado por un supuesto delito de prevaricación por haber permitido la celebración de espectáculos taurinos en el pueblo. Josep Mas, edil de Alfara de Carles (Baix Ebre) ha sido llamado a declarar el próximo 28 de mayo en un juzgado de instrucción de Tortosa. En la misma causa también aparece como investigada Ángela María Mur, propietaria de la ganadería que realizaba estas fiestas taurinas con turistas rusos captados en municipios de la Costa Daurada. 

La demanda la puso hace un par de meses el torero tarraconense Rubén Martín, quien años atrás también ofrecía este servicio a los extranjeros. Se trata de excursiones hasta una ganadería en la que, en un ruedo de tamaño reducido, se reproducen los cortes propios del toreo, pero sin dar muerte al astado. Martín intentó detener estos espectáculos sin acudir a la Justicia ordinaria, pero el consistorio, en un detallado informe, consideró que todo se estaba produciendo dentro de los límites de la ley. A modo de ver del alcalde, aquello era un tentadero, esto es, la prueba en la que se calibra la bravura de los animales.

'Olés' y aperitivo

Para intentar desmentir la versión municipal, Martín consiguió unas imágenes en las que se podía ver el 'show' organizado por la ganadería Mur. El vídeo deja claro que el silencio que se requiere en la práctica de la tienta brilla por su ausencia, ya que durante la exhibición son constantes los 'olés' por parte de los turistas, en su mayoría rusos, trasladados en autobús desde municipios como Salou o Cambrils. Los visitantes pagaron cerca de 80 euros por el plan. Curiosamente, en el tíquet que se les entregaba se podía leer la palabra 'corrida'. 

El propio Marín tuvo que dejar de realizar estos espectáculos en el año 2015. Una demanda interpuesta por una oenegé animalista le obligó a cerrar el negocio y trasladarlo a la Comunitat Valenciana. Aquella sentencia creó jurisprudencia al considerar "ilegales las pruebas de bravura o tientas realizadas con público". Este torero asegura que él fue el inventor de esta modalidad taurina en el 2012, dos años después de que el Parlament de Catalunya aprobara la ley catalana antitaurina (al año siguiente, en las Ventas, se celebró la última corrida). El ataque de cuernos es doble: El ataque de cuernos de Martín en este caso es doble: a él se lo prohibieron y al cabo de un tiempo se quedó pasmado al contemplar cómo otra persona presuntamente hacía lo mismo sin que el gobierno municipal pusiera impedimento alguno. 

El martes de la semana que viene, tanto el alcalde como la ganadera tendrán la oportunidad de dar su versión ante un juez de instrucción de Tortosa. Josep Mas, por cierto, tras dos mandatos en la alcaldía y bajo las siglas del PSC, no se presenta a la reelección como alcalde de su municipio. Si hay más permisos, el marrón pasará al siguiente. 

Temas Toros