Ir a contenido

Sobreseído en diciembre

La Justicia ordena reabrir el caso de las temporeras de Huelva que denunciaron acoso sexual

Los magistrados exigen que se tome declaración a las cuatro mujeres marroquís, que declararon únicamente en sede policial

Efe

Invernaderos en los que se efectúa la recogida de la fresa, en Huelva.

Invernaderos en los que se efectúa la recogida de la fresa, en Huelva. / SAMUEL ARANDA

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha ordenado reabrir la causa judicial iniciada el verano pasado tras la denuncia presentada por cuatro temporeras marroquís contra un empresario agrícola de Almonte (Huelva) por un presunto delito de acoso sexual y que fue sobreseída en diciembre.

En un auto con fecha de 13 de mayo, al que ha tenido acceso Efe, la Audiencia estima el recurso presentado por la representación legal de estas mujeres contra el archivo del procedimiento acordado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de La Palma de Condado (Huelva).

La Audiencia ordena al instructor que se tome declaración a las afectadas y que se practique "cualquier otra diligencia que de las mismas se derive o se repute necesaria".

El juez no las escuchó

El juzgado instructor archivó la causa incoada en junio del año pasado en el mes de diciembre ya que entendía que "no había indicios delictivos".

El empresario compareció como investigado el 14 de junio por un presunto delito de acoso sexual, si bien las afectadas declararon en únicamente en sede policial y no fueron escuchadas por el juez, algo que ahora será posible tras la decisión de la Audiencia.

Ese auto de sobreseimiento respondía a la petición del abogado Francisco Baena Bocanegra, que representa al empresario investigado y alegó precisamente que la denuncia de las trabajadoras marroquís no había quedado acreditada y se trataba de una "maniobra" para evitar su expulsión de España una vez finalizados los contratos de trabajo.