Ir a contenido

20 detenidos

Liberadas 13 mujeres prostituidas en calles de La Jonquera | Vídeo

La red, desmantelada por la Guardia Civil, explotaba sexualmente a más de 40 mujeres rumanas

El Periódico

Liberadas 13 mujeres que eran prostituidas en plena calle en La Jonquera. / VÍDEO: GUARDIA CIVIL (EFE)

La Guardia Civil ha desmantelado en las provincias de València y Girona una organización criminal que explotaba sexualmente a más de 40 mujeres rumanas en plena calle en la localidad gerundense de La Jonquera, de las cuales 13 han sido liberadas en una operación donde se ha detenido a 20 personas.

La operación Lora, aún abierta, coordinada por Europol en varios países europeos y dirigida por un juzgado de Valencia, ha arrestado a los integrantes de los distintos escalones de la organización, desde los captadores y transportistas a los explotadores y blanqueadores del dinero obtenido por la actividad criminal.

Además, según ha informado este martes la Guardia Civil, varios 'tratantes' explotaban a sus propias mujeres en jornadas de hasta 14 horas y los beneficios económicos se invertían en propiedades inmobiliarias en Rumanía.

De los 20 detenidos, dieciocho han sido arrestados en España, uno en Rumanía y otro en Portugal, con un total de ocho registros domiciliarios.

La investigación se inició en febrero del 2018 tras la denuncia de una víctima que informó a la Guardia Civil de la situación de esclavitud que estaba viviendo al ejercer la prostitución de manera forzada, siendo explotada y controlada por distintos integrantes de la organización.

El método del enamoramiento

Esta víctima fue captada en una situación de extrema vulnerabilidad y obligada a prostituirse en Francia, Liechtenstein, Reino Unido, Alemania, Portugal y España.

Los integrantes del organigrama delictivo habrían utilizado el denominado método del 'loverboy', consistente en el enamoramiento y promesa de una vida mejor en España, ocultándole el verdadero motivo de la captación.

Además, se comprobó que el caso investigado no era aislado y que existían numerosas víctimas captadas por la misma organización.

Las mujeres explotadas en España eran forzadas a ejercer la prostitución en condiciones muy precarias, con jornadas de más de 14 horas de trabajo, vistiendo únicamente con ropa interior en pleno invierno.

En algunos casos, los explotadores llegaban a controlar hasta siete mujeres, obligadas a ejercer la prostitución en calles controladas por su propia organización, que ejercía la violencia para controlar una zona concreta.

El considerado como líder de la organización investigada, sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega, decidió entregarse la pasada semana en un juzgado de Figueres (Girona), que decretó su ingreso en prisión provisional.