DERECHOS HUMANOS

El Govern se compromete a aportar el 0,7% a cooperación internacional en el 2030

Las oenegés, vigilantes sobre un objetivo reiteradamente incumplido desde que se estipulara por ley, hace 18 años

Miembros de Open Arms rescatan a una inmigrante camerunesa que trataba de sobrevivir en el Mediterráneo después de que su patera naufragara. 

Miembros de Open Arms rescatan a una inmigrante camerunesa que trataba de sobrevivir en el Mediterráneo después de que su patera naufragara.  / PAU BARRENA (AFP)

Se lee en minutos

La Generalitat ha anunciado este lunes un acuerdo con las oenegés que operan en el extranjero para ir incrementando la aportación pública anual a sus proyectos humanitarios hasta alcanzar la cota del 0,7% del presupuesto en el 2030. El 'conseller' de Acció Exterior, Alfred Bosch, ha cifrado en 20,8 millones de euros el aumento durante el plan director desde el año que viene hasta el 2022, si bien ha interpelado a los partidos de la oposición y les ha pedido "responsabilidad" para aprobar los presupuestos o el objetivo "no se podrá asumir". El apoyo a las cuentas del Govern no parece el único obstáculo a sortear si se atiende a los intentos fallidos para conseguir el horizonte del 0,7% desde el 2001, cuando se aprobó la ley de cooperación al desarrollo, y que tienen presente desde el tercer sector.  

De confirmarse las previsiones del Ejecutivo catalán, se pasaría de los actuales 31 millones de euros a los 94 en el 2022, según ha expuesto Bosch durante el anuncio del pacto, consensuado con el Consell Català de Cooperació al Desenvolupament y las 117 entidades sin ánimo de lucro que aglutina LaFede.cat, entre otros agentes del sector. 

Los objetivos de la ONU

El 'conseller' ha expuesto la voluntad de alcanzar la cifra para "alinearse" con la estrategia de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de Naciones Unidas, que plantea 17 objetivos para avanzar hacia una mejora en la situación de las personas, el planeta y la prosperidad. El nuevo plan director priorizará el grueso de la ayuda en América Latina, el Magreb, Oriente Próximo y el Mediterráneo. El plan contempla asimismo la dedicación de una especial atención a las poblaciones kurda, saharaui y palestina, así como a Bosnia y Herzegovina. 

La existencia de conflictos armados será uno de los grandes argumentos que más pesarán para que la Generalitat se decante por los proyectos que más se ciñan a las bases que se conocerán próximamente, según ha destacado Lluís Puigdemont, presidente del Consell Català de Cooperació al Desenvolupament, durante la rueda de prensa de presentación del acuerdo. 

Promesas frustradas

Te puede interesar

Luca Gervasoni, presidente de LaFede.cat, ha aportado la perspectiva del pasado al recordar que la aportación oficial a la cooperación en la actualidad ni siquiera alcanza la mitad de lo que representaba en el 2008, lo que representaba en el 2008,cuando alcanzó el 0,39%, su punto culminante hasta la fecha. También ha admitido la necesidad de que la sociedad civil "ejerza la suficiente presión" y permanezca para garantizar la culminación de un compromiso que acumula 18 años de promesas frustradas. 

La ley de cooperación al desarrollo ya contemplaba el objetivo de alcanzar el 0,7% del grueso de los presupuestos para tales fines y marcaba el 2010 como fecha límite. Sin embargo, el propósito no se alcanzó ni en el plan director del 2007-2010 ni en los dos posteriores completados hasta el momento.