Ir a contenido

AYUDADA POR LOS BOMBEROS

Una mujer da a luz en un autobús de línea Barcelona-Bruselas

Se puso de parto poco después de salir de París en un área de servicio

Un vehículo de Flixbus en París, en mayo del 2015.

Un vehículo de Flixbus en París, en mayo del 2015.

Una mujer embarazada que viajaba con su marido de Barcelona a Bruselas en un autobús de la compañía FlixBus dio a luz a su bebé, una niña, en el propio autocar, asistida por un equipo de emergencias que fue alertado por los conductores del parto adelantado.

El acontecimiento ocurrió el pasado día 8, según ha explicado este martes la compañía en un comunicado, en el que subraya que es la primera vez en la historia de la empresa en que una mujer alumbra en uno de sus vehículos, tras transportar más de 100 millones de pasajeros desde se creó en 2013 en Múnich (Alemania).

Los conductores que llevaban el autobús de Barcelona a Bruselas con una treintena de pasajeros fueron informados de que la mujer se había puesto de parto sobre las 03.30 de la mañana del pasado día 8, por lo que decidieron llamar a los servicios de emergencia y detenerse en un área de servicio de la autopista situada en Ressons (entre París y Lille).

Viajes gratis

El parto, previsto para una semana más tarde, fue bien, y el bebé, que se llama Zenep, y sus padres fueron trasladados a un hospital cercano, en Compiègne (Francia). "En FlixBus estamos muy orgullosos de esta bonita historia, y para celebrar este feliz acontecimiento, Zenep podrá viajar gratis con FlixBus hasta que cumpla 18 años", han anunciado los responsables de la compañía.

El conductor que estaba al volante ha recordado: "habíamos recorrido 40 kilómetros desde la estación de autobuses de París cuando un hombre nos preguntó si llegaríamos pronto a Bruselas. Le preguntamos por qué, y nos contestó que su mujer embarazada de 9 meses estaba dando a luz".

"Mi colega Jérôme llamó e informamos a los bomberos que nos deteníamos en el área de descanso más cercana. Solo tuvimos tiempo de llegar a la zona de descanso, para dejar salir a los pasajeros del autobús y dejar que llegara el servicio de emergencia", ha relatado.

"Afortunadamente, -ha añadido el chófer- cinco minutos después, nació la niña. Si los bomberos no hubiesen llegado tan rápido, probablemente tendríamos que haber ayudado a la madre. Visto con perspectiva, esto es impresionante. Después del parto, pudimos empezar de nuevo, y llegamos a Bruselas con dos horas de retraso".

Temas: Autobuses