Ir a contenido

La policía de Sant Cugat inicia una prueba con un robot de patrullaje

El aparato dispone de tres cámaras con visión nocturna, es capaz de desactivar explosivos y puede comunicarse por mediar en casos de secuestro

Efe / Sant Cugat del Vallès

El robot de la policía de Sant Cugat, presentado este miércoles

El robot de la policía de Sant Cugat, presentado este miércoles / ACN

Un robot de patrullaje va a iniciar una prueba piloto en la policía municipal de Sant Cugat del Vallés (Vallès Occidental), según el acuerdo que han presentado este miércoles el consistorio y la empresa Aquiles Robotic Systems, filial del grupo Gutmar SA.

La incorporación del robot, que es parecido al que se usa para desarticular artefactos explosivos, tiene como objetivo seguir incorporando nuevas herramientas tecnológicas en el ámbito de la seguridad ciudadana. El robot se ha presentado esta mañana en un acto celebrado en la EMD de Valldoreix al que han asistido la alcaldesa de Sant Cugat, Carmela Fortuny, y el presidente ejecutivo de Gutmar, Joan Martorell.

Este robot modular, bautizado como AQUILES II, dispone de tres cámaras con visión nocturna de 360 grados y permite observar en tiempo real cualquier incidencia que se detecte en la vía pública.

Tiene un peso de aproximadamente 100 kilos y funciona con baterías eléctricas con una autonomía de unas cuatro horas, y se mueve mediante control remoto pero en un futuro podría circular de forma autónoma con la incorporación de sensores o a través de la tecnología GPS.

El objetivo es ayudar a la policía local a realizar tareas de patrullaje, especialmente en barrios extensos y de baja densidad, como por ejemplo Valldoreix o Mira-sol, o en zonas de difícil acceso.

El robot de la policía de Sant Cugat del Vallès / Acn

"Esta iniciativa se enmarca en el conjunto de actuaciones que el Ayuntamiento está llevando a cabo para seguir impulsando la seguridad en Sant Cugat, que incluyen el uso de las nuevas tecnologías, como la incorporación de más cámaras de vigilancia con control de matrículas o la adquisición de un dron para realizar tareas de vigilancia en zonas de difícil acceso”, ha señalado la alcaldesa.

Paralelamente, se está reforzando la coordinación entre los Mossos d'Esquadra y la Policía Local con el objetivo de focalizar las actuaciones policiales en los robos en hogares, por lo que durante el primer trimestre del año se ha conseguido reducir en un 50% este tipo de delitos en la ciudad.

Temas: Sant Cugat