Sanidad pagará el sensor de glucosa sin pinchazos a los adultos con diabetes tipo 1

Carcedo no descarta prohibir fumar en los coches y estudia financiar los tratamientos contra el tabaco

Catalunya contará con cinco centros para las novedosas terapias contra el cáncer CAR-T

Sistema de monitorización de la glucosa con sensores de tipo flash

Sistema de monitorización de la glucosa con sensores de tipo flash
La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, en el Consejo Interterritorial de Salud. 

/

Se lee en minutos

Patricia Martín

El Consejo Interterritorial de Salud aprobó este miércoles que la sanidad pública pague los sistemas de motorización de glucosa tipo flash, que se adhieren a la piel y evitan que los diabéticos tengan que pincharse para conocer su glucemia, a todos los pacientes con diabetes tipo 1, es decir, aquellos enfermos cuyo páncreas no produce insulina.

El pasado septiembre ya se acordó financiar el dispositivo para todos los menores de 18 años, así como para un determinado grupo de pacientes adultos que requieren una terapia intensiva de insulina (con múltiples dosis diarias o bomba de insulina) y realizar al menos seis punciones al día. Se trata de enfermos con discapacidad visual, pacientes con hipoglucemias de repetición o embarazadas. A partir de ahora y antes del 31 de diciembre del 2020 se pagará y administrará el sensor al resto de pacientes que lo necesiten.

Sanidad calcula que la medida beneficiará a 53.723 adultos, que se suman a los 13.250 menores que ya cuentan con el innovador dispositivo, que reduce un 55% los episodios de hipoglucemia grave.

Multas a las farmacéuticas

Asimismo, el Consejo Interterritorial aprobó el Plan de garantías de abastecimiento de medicamentos, que contempla una “revisión de la política sancionadora” con el fin de imponer multas a las farmacéuticas que se consideren culpables de la escasez de algún producto. En los últimos meses se ha detectado la falta de casi 400 fármacos, si bien, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, insistió este miércoles en lanzar un mensaje de tranquilidad puesto que “no existe ninguna enfermedad sin tratamiento”.

Por otro lado, aunque no fue uno de los temas tratados en la reunión con los consejeros autonómicos, la ministra reconoció que el Gobierno está estudiando, entre otras “muchas medidas”, prohibir fumar en los coches, después de que se haya filtrado un documento de trabajo con las comunidades en el que se analiza también la posibilidad de financiar los tratamientos contra el tabaco, cuyo consumo, pese a la ley antihumo, sigue siendo elevado. Un 24,4% de la población fuma. Aún así, Carcedo ha pedido “calma” y ha recordado que las medidas se están consensuando también con la UE.

Terapias CAR-T

Te puede interesar

El punto más polémico de la reunión, al que el Govern no ha enviado ningún representante porque “la situación entre los gobiernos no está normalizada” y la Generalitat apuesta por una “relación bilateral”, ha sido el reparto de centros que proporcionarán las innovadoras terapias CAR-T contra determinados tipos de cáncer. Catalunya tendrá cinco hospitales en donde se ofrecerá este tipo de revolucionaria inmunoterapia para pacientes con leucemia o linfoma, mientras que otras autonomías no tendrán ninguno. Por ello, autonomías como Madrid, Castilla y León y Navarra han mostrado su disconformidad, mientras que los consejeros del PP han criticado a Carcedo por convocar un Consejo mientras el Ejecutivo está en funciones y a pocas horas de que comience una campaña electoral.

Por último, el Consejo ha aprobado la modificación del calendario de vacunación para reforzar la protección contra la meningitis, al ampliar los serogrupos a inmunizar, para los niños de 12 años.