Ir a contenido

TIENE 22 AÑOS

Localizada en buen estado Natalia Sánchez, la española de la UAB desaparecida en París

La policía francesa afirma que la estudiante de Erasmus ha aparecido en "desorientada"

La joven desapareció hace hoy una semana durante la mudanza de su piso

Juan José Fernández Eva Cantón

En un comunicado, el instituto armado ha informado de que el padre de Natalia la ha reconocido en un hospital de París, después de que una patrulla de la Policía francesa la encontrara desorientada en la calle y la trasladara a un centro médico. / EFE VÍDEO

Natalia Sánchez Uribe, la joven estudiante española desaparecida desde hace una semana en París, ha sido localizada con vida esta mañana e ingresada en el Hospital Henry Ey de la capital francesa, donde su padre la ha reconocido. La Guardia Civil ha confirmado que la  joven de 22 años, que cursaba un Erasmus en la Universidad de la Sorbona de la capital francesa, está "bien" aunque "desorientada y aturdida".

Así es como la halló una patrulla de la policía francesa en una calle del distrito XVI de París, cerca del bosque de Boulogne, según fuentes policiales cercanas al caso. Los mismos agentes parisinos que la encontraron la llevaron al centro hospitalario.

La Oficina de Información Diplomática ha asegurado que el estado de salud de Natalia es bueno. La familia de la joven trata de mantenerla apartada de cualquier perturbación. Según testimonios de amistades españolas de la chica en París, últimamente había expresado sufrir ciertas manías persecutorias. Algunos testigos, refieren las mismas fuentes, la vieron durante estos días subida en un tren con evidentes signos de desorientación.

La Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QuiénSabeDónde Global ha publicado este mediodía la noticia en su cuenta de Twitter. La familia solicita "ahora un tiempo para su intimidad y recuperar la calma", según han detallado.

En la mañana de este miércoles, la Policía francesa había dejado de considerar el caso como "desaparición inquietante". La última persona interrogada en busca de pistas fue el portero del inmueble del distrito XIV de París en el que vive la joven española.

Ahora se trata de averiguar durante su ingreso hospitalario qué sustancias o qué otras circunstancias habrían provocado el grado de desorientación en que estaba cuando ha sido hallada.

Este miércoles se cumplía una semana de la desaparición de Natalia estudiante de la facultad de Economía y Empresa de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

A punto de mudarse al piso de una amiga

La mañana de su desaparición, el día 1, estaba trasladando sus maletas al piso de una amiga española, pues se acababa su contrato en el piso en el que había vivido hasta entonces, en el distrito 14, al sur de París, del que no llegó a recoger la maleta que le quedaba antes de volver con su amiga.

El casero del piso alquilado a Natalia declaró a la policía que había quedado con ella el 2 de mayo para que le devolviera las llaves, pero nunca llegó a aparecer. Según informa Tele 5,  Angelo Pavia decidió acudir al piso donde pasó toda la noche.

Mochila con el móvil y su portátil

El lunes día 6 aparecieron en un parque su mochila con teléfono móvil y su ordenador portátil, según informó la oficina de Relaciones Internacionales de la Escuela de Economía de la Sorbona, donde cursa su beca Erasmus, que concluía en dos semanas. 

A partir de ese hallazgo, la policía francesa descartó el suicidio como una de las posibilidades en su investigación, que ha llevado el Grupo de Personas de la Prefectura de Policía de París, directamente dependiente del Ministerio del Interior.

El padre de la joven había pedido esta mañana desde París que se respetase su intimidad y que no se difundiesen datos o imágenes de sus redes sociales así como evitar hipótesis o especulaciones gratuitas.