Un recurso necesario

La Generalitat abrirá en junio un centro para 'menas' en la Zona Franca de Barcelona

El equipamiento tendrá capacidad para unos 40 jóvenes y evitará las estancias largas de los menores en las comisarías

Menores inmigrantes (menas) que acudieron a pedir ayuda a la sede de la Fundació Arrels a finales del año pasado, tras dormir en la comisaría de Nou de la Rambla.

Menores inmigrantes (menas) que acudieron a pedir ayuda a la sede de la Fundació Arrels a finales del año pasado, tras dormir en la comisaría de Nou de la Rambla. / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
ACN

Hace dos años que la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (DGAiA) se comprometió con la Federació Catalana d'Entitas d'Acció Social a construirlo. Ahora, el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies prevé abrir este junio un centro de atención inmediata (CAI) en la Zona Franca de Barcelona para atender a jóvenes que migran solos. Con capacidad para 40 'menas', el centro será un recurso pionero en toda España que quiere convertirse en la "entrada" al sistema de protección, y evitar las estancias largas de los menores en las comisarías para con el fin de ser identificados antes del traslado a un centro de acogida.

El equipamiento, construido con módulos prefabricados, también dispondrá de un espacio para los jóvenes tutelados por la Administración que no quieren vivir en centros de acogida. Tendrán las necesidades higiénicas y alimentarias correctas y podrán pernoctar en el recinto si así lo desean.

Coordinado con Interior

El centro estará gestionado de forma coordinada con el Departament d'Interior, ya que contará con una pareja de mossos d'esquadra para hacer las identificaciones de los jóvenes en un entorno "amable".

También habrá una pareja de educadores sociales y una pareja de integradores sociales las 24 horas del día los 365 días del año. El objetivo es ofrecer a los jóvenes una atención integral "más inmediata y respetuosa" con los derechos de los niños que los aleje de la estigmatización.

Necesidades básicas cubiertas

Noticias relacionadas

El espacio también se ha concebido para dar servicio especializado a los jóvenes y adolescentes con "dinámicas de calle" que son "refractarios" a entrar en el sistema de protección a la infancia. En el centro de la Zona Franca tendrán las necesidades higiénicas y alimentarias cubiertas y podrán pasar allí la noche.

De esta manera, se pretende eforzar la atención a los adolescentes y jóvenes que están viviendo en la calle para crear "vínculo" necesario que facilite la entrada al sistema de protección.