Ir a contenido

Los impagos del Govern fuerzan a las entidades de infancia a recortar gastos

Al menos dos fundaciones de centros de menores tutelados han anunciado a sus empleados que no cobran el mes de abril

La Confederació confirma que la Generalitat aún no ha pagado ni un servicio de menores en riesgo social

Elisenda Colell

Interior de una casa de colonias reconvertida en centro de atención a menores de urgencia.

Interior de una casa de colonias reconvertida en centro de atención a menores de urgencia.

Algunos trabajadores de los centros de menores concertados van a cobrar con retraso el sueldo del mes de abril. Este diario ha tenido acceso a un comunicado de una de las fundaciones más importantes que gestiona estos centros, la cooperativa EDUVIC. Fuentes del sistema de protección confirman que hay tres entidades más que tampoco van a poder pagar los salarios como era debido y muchas otras han dejado de pagar algunos servicios. La causa, la Generalitat sigue sin abonar el concierto de estos centros, tal y como avanzó EL PERIÓDICO hace tres semanas. El Govern asegura que este martes ya han empezado a pagar facturas atrasadas, y agradece la "profesionalidad" de las entidades.

"Este mes no podremos pagar las nóminas como es habitual debido exclusivamente al retraso de pagos de la Generalitat". Así es como termina una carta que ha enviado la dirección financiera de la cooperativa EDUVIC, que gestiona varios centros de menores, entre ellos algunos equipamientos de emergencia para adolescentes migrantes que no tienen familia en Catalunya.

El problema es debido a que el Govern no ha abonado las facturas de los centros de protección de menores de este año. "Hasta hoy no os había repercutido porque hemos aguantado con los créditos de los bancos", explica la entidad a sus trabajadores. Y añade que los responsables de la administración "informaron que en abril recibiríamos los ingresos de todas las facturas, pero ayer, 29 de abril, llegó la notícia de que debido a la demora no ingresarán el importe hasta unos 20 días". 

EDUVIC no es la única entidad que ha tenido que tomar esta brusca decisión. Hay al menos otra entidad que también ha informado a sus trabajadores de que no les van a poder pagar con puntualidad este mes de abril, y dos más que pagaran, solamente, una parte del sueldo. Lo explican a este diario fuentes sociales, que calculan que podría haber muchísimas más afectadas, ya que estas entidades son quienes lo habrían comunicado a las federaciones superiores. Otros centros concertados que atienden a menores tutelados por el Govern explican que, antes que dejar sin sueldo a sus trabajadores, han priorizado dejar de pagar otras facturas, por ejemplo los locales donde viven los niños. 

Deuda millonaria

La deuda de la Generalitat con el sistema de protección de menores podría llegar ya a los 40 millones de euros, según calculos aproximados. La Generalitat sigue sin aportar datos del dinero afectado. El problema surge porque el Govern quiso crear un nuevo sistema de financiación mucho más ágil para el sector. Pero los centros de menores aún no han cobrado, como sí que lo han hecho, por ejemplo, las entidades de personas con discapacidad por poner algún ejemplo. Lo confirman fuentes de La Confederació, la patronal del tercer sector.

Estas mismas fuentes sí que explican que la semana pasada el Govern permitió que las entidades sociales pudieran empezar a emitir facturas de enero, febrero y marzo. "Nos han dicho que a finales de mayo van a pagar todos los retrasos". El problema es que muchas entidades van a tener que pagar, además, los intereses de los créditos que han pedido. Y este dinero no va a computar, se lo tendrán que comer con patatas. 

Afers Socials insiste en la provisionalidad

"Hemos creado un nuevo sistema de contratación y pagos que ha generado retrasos", explican desde la Conselleria d'Afers Socials, que insiste que se trata de una "situación coyuntural" que se va a resolver en las próximas semanas. De hecho, este sistema de acreditaciones, explican fuentes de este departamento, debe servir para un proceso "más transparente y sostenible" de pagos. El pasado lunes se reunió el comité de acreditaciónes y, dicen desde la Generalitat, que este martes han autorizado los primeros pagos. "Se debe resolver en las proximas semanas", añaden.

"Nuestro compromiso es pagar a todas las entidades que prestan servicios", aseguran fuentes de la consellería. Por ello, hasta que la deuda no quede a cero, quieren hacer un "reconocimiento al compromiso y la profesionalidad de las emtidades que trabajan en pro de la infancia. 

Los menores migrantes, en riesgo

La Confederació calcula que un 40% de las 2.557 plazas que se han abierto de urgencia para atender a los adolescentes migrantes que llegan a Catalunya solos, sin nadie que se pueda hacer cargo de ellos, no están inscritas en la cartera de servicios sociales. Esto implicaría que al menos un millar de plazas no se pueden facturar de ningún modo hasta que el Govern no les incriba en el registro. Sumados los meses de enero, febrero y marzo, la deuda con estos chicos se podría situar alrededor de los 10 millones de euros. 

"Si no se resuelve de inmediato el sistema va a estallar, y más cuando empiece el buen tiempo", apuntan algunas fuentes sociales. Por una parte, porque muchas entidades, como es el caso de EDUVIC, optaron por crear centros para estos menores tras las llamadas del Govern a arrimar el hombro en este reto de país en verano. Lo que sí se plantean algunas fundaciones es no volver a abrir más centros, ni atender los encargos del Govern si no se les garantiza un apoyo financiero.

La Generalitat asegura que los flujos migratorios "alteran el sistema de gestión" de la administración. Y hacen un llamamiento al gobierno español a que "gestione e informe" de las llegadas para poder atenderlas correctamente. Este año se prevé que lleguen a Catalunya 5.500 menores migrantes. Estos primeros tres meses, la Generalitat ha acogido a 634 menores migrantes sin referentes. Son 216 más que el año pasado, un incremento del 66%

Temas: DGAIA