Ir a contenido

INCIDENCIA POR EL TEMPORAL

Un millar de pasajeros de Renfe, parados por una avería en Tarragona

La incidencia ha quedado solventada a las 01.40 de la madrugada, tras nueve horas de interrupción de la línea

La Generalitat ha moviliza a Protecció Civil y Mossos después de que la compañía adujera que no tenía transporte alternativa

El Periódico

Vias de tren.

Vias de tren.

Una avería en la catenaria en la línea Barcelona-Valencia de Renfe, a consecuencia del temporal de viento que azota la costa mediterránea, ha afectado a unos 2.500 pasajeros de 20 trenes. Técnicos de Adif han restablecido a la 01.40 horas de esta madrugada la circulación ferroviaria entre Vandellós y Cambrils tras nueve horas interrumpida. La avería, registrada a las 16.45 del sábado, ha afectado a la línea R16 y a trenes de larga distancia del Corredor Mediterráneo.

La compañía ferroviaria sólo pudo gestionar un servicio alternativo, con cuatro autocares entre Cambrils y La Ametlla, para los pasajeros de la R16, y añadió que eso no ha sido viable para los trenes de largo recorrido debido a las fechas de Semana Santa y a la celebración de un torneo de fútbol internacional en Salou que ha imposibilitado encontrar autobuses suficientes para poder atender a todos los afectados.

Protección Civil de la Generalitat de Catalunya ha anunciado que ha activado el nivel de alerta del plan de emergencia Ferrocat para llevar a cabo el traslado de los pasajeros afectados, la mayoría de los cuales realizaban trayectos de media y larga distancia. El plan se ha activado en otras ocasiones tras accidentes y siniestros, pero no es habitual su activación en el caso de traslado de pasajeros.

El Centro de Coordinación Operativa de Catalunya (CECAT) consiguió tres autobuses más para atender el pasaje afectado gracias a sus propios convenios con transportistas, así como llevando a cabo las operativas necesarias para el traslado masivo de pasajeros, con la intervención de policías locales y Mossos, que están apoyando in situ la gestión de los autobuses y los pasajeros. También han ofrecido la ayuda de Creu Roja, que Renfe descartó.

Renfe ha suspendido los trenes que tenían que salir de Barcelona, Valencia y Alicante, hasta que se restablezca la circulación y a los viajeros se les ofrecerá el cambio de billete para otro día, el reembolso del importe o que esperen a la recuperación de la incidencia.

Traslado de trenes

Según un portavoz de la compañía, Renfe hasta ahora ha trasladado a Valencia los trenes afectados por la avería de la catenaria y detenidos en Benicarló y Castellón, mientras que los situados en Tarragona van en dirección a Barcelona, tras constatar la imposibilidad de garantizar que lleguen esta noche a sus destinos iniciales.

Esta es la solución que ha hallado la compañía ferroviaria para hacer frente a las consecuencias de la avería del suministro eléctrico que se ha producido este sábado por la tarde entre las estaciones de Vandellós y Cambrils, en Tarragona. La avería, que ha tenido lugar a las 16.45 horas, ha afectado a unos 2.500 pasajeros de unos 20 trenes del Corredor Mediterráneo.

Según Emergencias de la Generalitat Valenciana, en las estaciones de Castellón, Benicasim y Vinarós están parados tres trenes con un total de 1.100 pasajeros, ya que en uno de ellos viajan 600 personas y en cada uno de los otros dos, 250 pasajeros, informa Efe. 

El tren parado en Vinarós, que se dirige a Andalucía, podría tener vía de paso a medianoche, si los técnicos de Adif logran arreglar la vía para que pase y puedan continuar viaje.  

20 trenes del corredor mediterráneo

En un comunicado, la compañía ha asegurado que moverá los trenes hacia Valencia y Barcelona "debido a la imposibilidad de garantizar la movilidad de los clientes ya que técnicos de Adif no pueden garantizar una hora razonable de restablecimiento".

Durante la tarde, Renfe sólo ha podido gestionar un servicio alternativo con 4 autocares entre Cambrils y La Ametlla, en Tarragona, para los servicios de Rodalies de la R16.

Problemas con los autocares

La celebración de un torneo de fútbol internacional en Salou ha imposibilitado, según Renfe, encontrar autobuses suficientes para poder llevar a los clientes afectados a sus destinos, por lo que se ha optado por la otra solución.

Además, los viajeros que debían salir de Barcelona o de Valencia y Alicante no lo harán hasta que se solucione la avería, y se les ha ofrecido cambiar el billete para otro día, devolverles el dinero o esperar a la recuperación de la incidencia.

Renfe ha lamentado la avería en la catenaria y ha pedido disculpas a los viajeros afectados.

Temas: Renfe Trenes