Ir a contenido

PIDE A LA UE UNA INVESTIGACIÓN

Francia alerta sobre el riesgo del ibuprofeno ante algunas infecciones

La agencia francesa del medicamento apunta que este fármaco puede agravar dolencias que en teoría pretende tratar

El ibuprofeno, uno de los fármacos más usados para tratar dolor y fiebre.

El ibuprofeno, uno de los fármacos más usados para tratar dolor y fiebre. / Archivo

La Agencia Francesa del Medicamento (ANSM) ha advertido a médicos y pacientes de los riesgos que ha constatado por el uso del ibuprofeno y del ketoprofeno, que pueden agravar infecciones que estos fármacos pretenden tratar. Asimismo, la ANSM ha pedido una investigación sobre esos medicamentos a nivel europeo.

Un portavoz de la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos Sanitarios (ANSM) ha explicado que "a petición francesa" se va a llevar a cabo un análisis colegial con sus homólogos europeos. Las autorizaciones de los medicamentos se hacen para toda Europa, no sólo para Francia, y es en esa escala en la que se tiene que hacer una reevaluación de la relación riesgo-beneficio de esos productos.

La ANSM, que en junio pasado había lanzado una investigación farmacológica encargada a sus centros de Tours y Marsella, ha recomendado utilizar el paracetamol como alternativa al ibuprofeno y el ketoprofeno en caso de dolor o fiebre. Sobre todo cuando se trate de una infección como anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar, así como para una lesión cutánea o varicela.

Consejos de buen uso

El organismo francés también han dado unas reglas de buen uso de estos dos antiinflamatorios, empezando por la de utilizar "la dosis mínima eficaz, durante la duración más corta", detener el tratamiento en cuanto desaparecen los síntomas, no prolongarlo más de tres días en caso de fiebre, ni más de cinco si hay dolor.

Esas recomendaciones derivan de un estudio que había encargado en junio del 2018 a sus centros regionales de Tours y Marsella, que concluyeron que hay una serie de infecciones, en particular por estreptococo, que podrían empeorar por la toma de estos dos medicamentos.

Esas complicaciones se observaron al cabo de periodos de tratamiento muy breves (de dos a tres días) cuando el ibuprofeno o el ketoprofeno se habían recetado (o utilizado en automedicación) para fiebre, problemas cutáneos benignos de aspecto inflamatorio, respiratorios o del sistema otorrinolaringológico.

En los casos estudiados, que se remontan a un periodo prolongado iniciado el año 2000, los investigadores franceses analizaron 337 de complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 con ketoprofeno que tuvieron un carácter severo y estuvieron en el origen de hospitalizaciones, secuelas e incluso muertes.

El ibuprofeno es el segundo antálgico más utilizado en Francia para el primer nivel de gravedad, después del paracetamol.