ARTÍCULO DE OPINIÓN

¡Ya basta, regulemos la eutanasia!

La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, defiende la necesidad de una ley catalana para regular el derecho a morir

María José Carrasco y su esposo, Ángel Hernández, en una imagen tomada de TVE.

María José Carrasco y su esposo, Ángel Hernández, en una imagen tomada de TVE. / TVE

2
Se lee en minutos
Alba Vergés
Alba Vergés

Consellera de Salut

ver +

En Catalunya siempre hemos sido pioneros en el debate de la eutanasia y eso no lo puede negar nadie. En 1994, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) fue la primera formación que promovió una proposición no de ley en el Congreso sobre este derecho tras el caso de Ramón Sampedro, pero la cámara española lo rechazó con 14 votos a favor, 282 en contra y seis abstenciones. En el 2017 lo intentamos por última vez: el Parlament de Catalunya aprobó una proposición de ley para despenalizar la eutanasia y la ayuda al suicidio con una amplia mayoría (solo el PP votó en contra y Ciutadans se abstuvo); y yo misma, como diputada, con las compañeras Assumpta Escarp y Marta Ribas, fuimos a defenderlo en el Congreso.

Pero la derecha española, el PP y Ciutadans, han bloqueado la iniciativa durante meses en la Mesa y el proyecto ha caído con la convocatoria de elecciones legislativas. ¿Cuántos vídeos más tenemos que ver para demostrar que la voluntad de poder morir se está incumpliendo, como el reciente y triste caso de María José Carrasco? Basta. Debemos actuar y, como hicimos hace 25 años, no nos quedaremos de brazos cruzados.

Actualmente en Catalunya tenemos un registro de voluntades anticipadas, con el que hasta ahora 93.000 personas han manifestado qué intervenciones y tratamientos quieren recibir en caso de que una enfermedad les impida expresar su voluntad. Pero no es suficiente. Volveremos a poner el debate del eutanasia sobre la mesa y presionaremos al Gobierno hasta donde sea necesario para que la despenalice. Siempre chocamos con el tope de la derecha más rancia y con el Código Penal, que vetan los derechos más fundamentales. El derecho a la eutanasia no debe tener otro límite que la voluntad libre de ejercerlo.

Con este objetivo, impulsaremos una ley sobre la eutanasia. Tenemos competencias para regular la práctica sanitaria y así lo haremos para que cuando se despenalice, en Catalunya ya lo tengamos todo listo. Si Catalunya pudiera ejercer la capacidad para decidir sobre sí misma y todo lo que afecta a los derechos de la ciudadanía, ya haría tiempo que habríamos superado este debate. Pero, ahora y aquí, ¿cómo haremos esta nueva ley? Pues con el consenso de todos los actores: grupos parlamentarios, entidades y profesionales sanitarios a través de una mesa de partidos y entidades, que convocaremos después de Semana Santa.

Noticias relacionadas

Se trata de un tema de país y no podemos esperar más. Tenemos que ir juntos y unir esfuerzos. Tenemos una nueva oportunidad para reconocer derechos. Hemos de sentarnos juntos, debatir y seguro que encontraremos soluciones. No queremos volver a ver cómo detienen a un hombre como Ángel Hernández para ayudar a morir su mujer, María José Carrasco, y encima, el caso se instruye en un juzgado de violencia machista contra la mujer. Es indignante y es nuestra responsabilidad actuar urgentemente. Morir es inevitable, pero morir mal no debería serlo.

 

Temas

Eutanasia