Los veinte inmigrantes que pedían socorro en el mar fueron devueltos a Libia

2
Se lee en minutos

EFE

El barco con veinte inmigrantes a bordo que pidió hoy auxilio cuando estaba a la deriva ante las costas de Túnez y Libia fue interceptado por los guardacostas libios y trasladado a tierra, confirmó el ministro italiano de Interior, Matteo Salvini.

"Los famosos veinte que se 'estaban hundiendo' han sido prontamente salvados por la Guardia Costera libia y devueltos a tierra ¡Muy bien!", celebró el ultraderechista.

Los inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, dieron la voz de alarma esta mañana cuando se encontraban en el Mediterráneo central frente a las costas de Libia y Túnez y denunciaron que ocho personas habían caído al agua.

Su llamada de socorro fue recibida y difundida por "Alarm Phone", una línea telefónica puesta en marcha por activistas que recibe las llamadas de los inmigrantes que se encuentran en peligro en el mar.

Los ocupantes de la barcaza relataron que el motor se rompió y empezó a entrar agua y aseguraron que ocho personas habían caído al agua y estaban desaparecidas.

La avioneta de reconocimiento de la ONG Sea-Watch avistó la barca de madera con veinte personas a bordo y dio la alarma, a la que respondió un avión militar de nacionalidad no identificada que lanzó un bote hinchable y instó a contactar con las autoridades de Túnez,

Alarm Phone confirmó la información de Salvini y lamentó que los inmigrantes serán devueltos a Libia, un país que es una "zona de guerra", sobre todo después de la ofensiva del hombre fuerte del este de Libia, el mariscal Jalifa Hafter, sobre Trípoli.

Criticó que de su rescate se haga cargo una "milicia financiada por la Unión Europea", en alusión a los guardacostas que operan en el país norteafricano.

"Es una vergüenza que este rechazo ilegal e inhumano se produzca entre la indiferencia general", lamentó ese servicio, que durante la tarde pidió a los países europeos que acudieran al rescate de estas personas y las trasladaran a un puerto seguro.

Noticias relacionadas

Por otro lado, el barco humanitario "Alan Kurdi" espera con 63 inmigrantes a bordo desde hace siete días frente a Malta a que le concedan un puerto donde atracar.

La nave, de la ONG alemana Sea Eye, acogía 64 inmigrantes -50 hombres, 12 mujeres y 2 niños- rescatados en aguas internacionales frente a Libia el pasado miércoles, pero ayer una mujer tuvo que ser evacuada a un hospital maltés al perder el conocimiento.