Ir a contenido

DEBATE SOBRE UNA LACRA SOCIAL

Los partidos del Parlament discrepan sobre cómo abordar la pederastia

Algunos grupos del Parlament apuestan por una comisión de investigación y otros por una de estudio

Las víctimas consideran que la Cámara catalana debe entrar de lleno en el fondo del problema

J. G. Albalat

Manuel Barbero, a las puertas de la Audiencia de Barcelona.

Manuel Barbero, a las puertas de la Audiencia de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

Todos los partidos políticos coinciden en que se debe mejorar la respuesta contra los abusos sexuales a menores, pero difieren en el camino a seguir para lograr esa mejora. Este jueves se debate en el Parlament una moción de Catalunya en Comú Podem que reclama una comisión de investigación para depurar responsabilidades, mientras que el PSC, ERC, Junts per Catalunya, PP y Ciutadans apuestan por un grupo de estudio que analice la situación antes de actuar. Manuel Barbero, fundador de la asociación Mans Petites y denunciante del ‘caso Maristas’, defiende la comisión de investigación para que se llegue al final. “Es necesario que las instituciones que han amparado los abusos den explicaciones. El Parlament está obligado a conocer lo que realmente ha ocurrido. No es suficiente una comisión de estudio”, explica.

La moción de En Comú Podem, que podría ser apoyada por la CUP, solicita a la Cámara catalana la condena de “todas las violencias sexuales respecto a la infancia, con especial contundencia aquellas producidas en el ámbito educativo religioso” y que se pronuncie a favor de que la Iglesia católica condene la “pederastia clerical”. De ahí que pida el impuso de una comisión de investigación “sobre las violencias sexuales denunciadas en espacios educativos religioso de Catalunya, así como la necesidad de modificar la prescripción de los delitos de abusos a menores “dando el tiempo necesario a las personas que lo han sufrido en su infancia para, en primer lugar, entender el que ha pasado y, en segundo lugar, romper el silencio que les permita explicarlo y denunciarlo”.  Los comunes también prenden que el ejecutivo catalán apruebe una estrategia “trasversal” de lucha contra las violencias sexuales en la infancia.

Los protocolos

CS, JxCat, ERC, PSC y el PP, en cambio, apuesta por una comisión de estudios sobre los abusos sexuales a menores. El objetivo, según los promotores de esta iniciativa, es el análisis de los protocolos existentes y estudiar cómo se abordan desde distintos departamentos de la Generalitat en el ámbito educativo, de ocio, religioso y deportivo. Según el diputado del PSC Raúl Moreno, es “más oportuno” crear una comisión de estudio el lugar de una de investigación como piden Comú Podem porque, según él, se corresponde más a los objetivos que se buscan. “No queremos investigar casos concretos, sino cómo funciona nuestro sistema de protección ante casos de abusos sexuales”, ha argumentado. "Nadie se ha puesto en contacto con las víctimas para esa comisión", ha subrayado Barbero.