01 abr 2020

Ir a contenido

Fraser: El feminismo liberal persigue liberar a unas pocas a costa de muchas

EFE

La politóloga Nancy Fraser, intelectual feminista destacadas de Estados Unidos, ha rechazado este miércoles el "feminismo liberal", por el que aboga Ciudadanos en España, al creer que esta corriente persigue la liberación de "unas pocas" a costa de "la opresión de muchas".

La catedrática de Política y Ciencias Sociales en The New School for Social Research de Nueva York ha comentado en rueda de prensa la conferencia que ofrece esta tarde en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en un acto organizado por el Cabildo de la isla en el que, frente a la corriente liberal, defenderá "un feminismo para el 99 %".

Aunque ha admitido desconocer la situación del feminismo en España, Fraser ha subrayado su "logro impresionante" de haber implicado a buena parte de la sociedad en la lucha contra la austeridad, como muestra el éxito que han tenido las últimas huelgas convocadas con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Para esta intelectual, el feminismo "de clase", que proclama que todos somos iguales y que defiende que las mujeres privilegiadas y con talento lleguen a lo más alto de la escala jerárquica, choca con la realidad de que eso sólo es posible si existen los bajos sueldos de otras mujeres que cuidan de sus hijos y de su casa, de ahí que no sea una corriente que ella pueda apoyar.

El feminismo para todos, que Fraser defiende, requiere de una lucha mucho más profunda y de la presión de otros movimientos paralelos, ya que el centro del problema se relaciona con la producción, la reproducción, la familia, el trabajo, los cuidados y el dinero, en una sociedad organizada en trabajos remunerados y no remunerados y, por ende, en la separación de géneros.

Para Fraser, el feminismo vive en estos momentos un despertar de proporciones trasnacionales debido a que las manifestaciones del 8M se han coordinado entre países, pero tiene visos de ser un fenómeno global, con ejemplos como el movimiento "#MeToo", que, según ha apostillado, no solo lucha contra el acoso sexual de las privilegiadas actrices de Hollywood, sino que es una corriente laboral que defiende también a las mujeres pobres y vulnerables.