Ir a contenido

pleno municipal

Sant Cugat rechaza el traslado a la ciudad de un jesuita denunciado por abusos sexuales

La moción institucional se ha aprobado por unanimidad y ha mostrado la oposición del plenario ante la medida de la orden religiosa

Agencias / Sant Cugat del Vallès

El colegio jesuita Sant Ignasi de Barcelona. 

El colegio jesuita Sant Ignasi de Barcelona.  / JORDI COTRINA

El pleno municipal del mes de marzo del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès ha aprobado una moción institucional en la que rechaza el traslado del padre Pere Sala de 94 años, un jesuita que ha sido denunciado por abusos sexuales, a una sede de la congregación religiosa Compañía de Jesús en esta ciudad.

La moción institucional se ha aprobado por unanimidad y ha mostrado la oposición del plenario ante la medida de los Jesuitas de trasladar a la sede que tiene en Sant Cugat, después de que la congregación iniciara un procedimiento canónico para investigarle por supuestos abusos sexuales a un exalumno, según ha informado el consistorio en un comunicado. La misma propuesta, además, ha dado luz verde a mostrar apoyo a los niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales y en contra de este delito a menores practicado por miembros de la iglesia católica.

En este sentido, el texto ha remarcado "la connivencia de las altas estructuras eclesiásticas que ha encubierto e intentado silenciar" los casos que se han hecho públicos. Asimismo, ha reclamado que "no se tolere el abuso sexual a menores" y se garantice que sus espacios son seguros para la infancia.