Ir a contenido

COLECTIVO VULNERABLE

Alerta por el incremento de estafas a ancianos en Catalunya

Los delitos contra las personas de más de 65 años aumentaron un 40% el año pasado

Los Mossos d'Esquadra ponen en marcha nuevas medidas para frenar estas acciones

Óscar Hernández

Un pensionista saca dinero de un cajero automático de una entidad bancaria de Barcelona, este viernes.

Un pensionista saca dinero de un cajero automático de una entidad bancaria de Barcelona, este viernes. / JOAN CORTADELLAS

Las personas mayores de 65 años constituyen un colectivo que preocupa, y mucho, a los Mossos d'Esquadra. Entre otras cosas porque el año pasado este colectivo sufrió 6.758 delitos de estafa, lo que supone un 40% más que el 2017 (4.397) y el 2016 (4.160). La seguridad de la cada vez más amplia población anciana catalana, que ya supone el 19% del total (1,4 millones de potenciales víctimas), mantiene en alerta a los cuerpos de seguridad, que investigan nuevas fórmulas para prevenir estos delitos en un grupo tan vulnerable.

"Hay diferentes modalidades de estafa contra las personas mayores. Unas se ponen de moda y luego parece que desaparacen. En verano del año pasado tuvimos muchas denuncias por el falso revisor del gas en las últimas semanas están subiendo las llamadas del falso abogado o el policía que pide dinero para liberar a un hijo", explica Albert Oliva, inspector jefe del Área Técnica y de Proximidad de Seguridad Ciudadana de los Mossos.

Uno distrae y el otro roba

Los estafadores de la falsa inspección del gas prácticamente ya no actúan desde que el verano pasado una compleja investigación permitió detener a cinco hombres que desde el año anterior se organizaban para entrar en las viviendas de personas mayores a las que llamaban primero por teléfono para concertar la revisión del gas o de la luz. Los falsos operarios incluso vestían chalecos amarillos para dar más credibilidad a su papel. Una vez dentro del piso, mientras uno distraía la víctima, el otro aprovechaba para llevarse lo que podía. También les pedían dinero y hasta el número pin de la tarjeta o la libreta para sacarles dinero de la entidad bancaria. Con esta operación, la policía aclaró 29 estafas por un importe de unos 100.000 euros.

"Solo el año pasado detuvimos a 25 personas por este tipo de estafas, y desde el 2014 las detenciones de falsos inspectores de gas han sido 69", indica Oliva. "No quiero decir que hayan desaparecido estos delitos, porque los delincuentes se van inventando nuevos sistemas. Por ejemplo, hay veces que no dicen que sean de la compañía del gas, sino de la Generalitat, cuando la Administracion no hace estas inspecciones", cuenta Oliva.

La llamada desde comisaría

El otro grupo importante de estafadores a ancianos es el de los que llaman por teléfono haciéndose pasar por un abogado o un policía que siempre actúan con la misma excusa: "Su hijo está detenido en la comisaría porque ha atropellado a alguien –suelen decir–. Si quieren que salga pronto, deben traer 5.000 euros enseguida". Los delincuentes no dudan en poner a una segunda persona de fondo gritando "mamá, sácame de aquí" para dar más credibilidad a la llamada y angustiar al receptor.

"Nunca nadie va a pedir dinero para dejar marchar a alguien de una comisaría", explica el inspector, que aconseja llamar al 112 ante cualquier llamada de estas o acudir a explicarlo a una comisaría. "Ya detuvimos a un grupo gracias al director de un banco, que sospechó cuando un jubilado fue a sacar mucho dinero. En otra ocasión, un taxista, al que contrataron los delincuentes para que llevara al anciano al banco a sacar dinero, llevó a la víctima a una comisaría porque sospechó", añade el mando policial.

Teatro, charlas y libro

"Hay que informar a la gente mayor, que son los más vulnerables a los engaños, para que no caigan en ellos", indica Oliva, quien desvela varias de las originales iniciativas que los Mossos d'Esquadra han emprendido para prevenir estos delitos. Destacan por su originalidad las obras de teatro en clave de humor que se representan periodicamente en 'casals' y teatros. En esta obras el espectador debe descubrir cómo actúan los delincuentes. Además, los Mossos acaban de editar una novela con relatos escritos por policías, varios de los cuales incluyen consejos para los jubilados, como el de evitar ir a menudo al banco a sacar efectivo.

También se están realizando cursos de formación a trabajadores de las empresas de telealarma. "Ahora, cuando llaman preguntan también cuestiones de seguridad como si han recibido la visita de personas extrañas y les dan consejos como el de que no abran la puerta", explica el jefe policial. Asimismo, los empleados que acuden a los domicilios para visitar a los mayores realizan esta labor. Unas 400 personas ya han recibido esta formación.

Ayuda de los bancos

Otro colectivo que se ha sumado a esta colaboración policial es la Federació d'Instaladors de Catalunya, que desde el 2014 informa a los clientes y les da material impreso con consejos. "Y queremos también conseguir la colaboración de los bancos, pero está resultando muy difícil. Sería muy importante que el empleado de una caja que ve que un cliente mayor pide en ventanilla 5.000 euros en lugar de los 200 habituales que saca cada mes, le pregunte y pueda avisarnos", afirma Oliva.

Las estafas más comunes a las personas mayores

LA REVISIÓN DEL GAS

Un par de falsos empleados del gas acuden al domicilio de la víctima con la excusa de revisar la instalación. Mientra uno le distrae, el otro registra la vivienda y se lleva desde dinero a joyas y pequeños objetos de valor. Pueden concertar la visita por teléfono. Las compañías siempre avisan por escrito.

EL FALSO ABOGADO

Una llamada alerta de que el hijo de la víctima está retenido en una comisaría implicado en un accidente grave o un delito. El interlocutor, que se hace pasar por abogado o policía, pide dinero en efectivo para liberarlo y hasta se ofrece a ir a recogerlo.

LA MANCHA O EL ABRAZO

El delincuente se acerca a su objetivo y le dice que tiene nanchada la chaqueta mientras se la ensucia de verdad y le registra los bolsillos o la bolsa para robarle sin que lo note. Otras veces se hace pasar por conocido para abrazarle y robarle. Puede ocurrir al salir del banco tras haber sacado dinero. 

EL CUIDADOR

Un cuidador de un anciano aprovecha la c onfianza para sacar dinero de su cuenta en el banco en pequeñas cantidades. Los Mossos recomiendan que esta labor la haga siempre un familiar del pensionista.

TOCOMOCHO

El estafador convence a la víctima para que le adelante parte de un premio de un boleto que no está premiado.