Delgado paró la inscripción de bebés porque la orden del ADN se hizo a sus espaldas

Justicia cambió de criterio en 24 horas sobre la posibilidad de inscribir a niños de gestación subrogada con una prueba de ADN

La ministra asegura que el Gobierno "perseguirá a las mafias que trafican con los vientres de alquiler"

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha intervenido en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros para explicar la decisión de la exhumación de Franco.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha intervenido en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros para explicar la decisión de la exhumación de Franco. / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Patricia Martín

El Ministerio de Justicia dio un volantazo y cambió, el pasado fin de semana, el criterio emitido apenas unas horas antes en cuanto a la posibilidad de inscribir a los bebés concebidos en otro país a través de la llamada gestación subrogada. El viernes 15 de febrero la Dirección General de Registros y Notariado, que depende del Ministerio, envió una instrucción a todas los consulados para informarles de que una prueba de ADN bastará para inscribir a los niños en aquellos países que no emiten sentencias de filiación paterna, como en Ucrania, donde varias familias españolas están a la espera de formalizar los trámites. Sin embargo, al día siguiente el departamento de Justicia dejó sin efecto las órdenes emitidas.

El motivo, según explicó la ministra del ramo, Dolores Delgado, en la ‘Sexta’ y 'RNE',  es que ella "no tuvo conocimiento" de la instrucción, y por eso, cuando supo de la misma, la frenó "personalmente", en pleno fin de semana. Es decir, que la orden se emitió sin su consentimiento, algo que recuerda al revuelo creado por la inscripción del sindicato de prostitutas OTRAS, que el propio Gobierno reconoció que fue un "gol por la escuadra" nada más llegar al poder. Este patinazo provocó la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual. 

Sin embargo, en esta ocasión el Gobierno no dio detalles de quien es el responsable del fallo. Fuentes de Justicia trataron de minimizarlo al calificarlo de “error” humano sin trascendencia, puesto que ni siquiera se publicó en el BOE. Lo cierto, es que la instrucción de la Dirección de Registros era sorprendente porque suponía dar facilidades a las familias que acuden fuera a satisfacer su deseo de ser padres, en un contexto en que el Gobierno abjura de la maternidad subrogada, práctica que ha llegado a comparar con el tráfico de órganos. De ahí que la ministra de Justicia frenara la orden en cuanto tuvo conocimiento.

Perseguir a las "mafias"

Asimismo, Delgado manifestó el firme propósito del Ejecutivo de perseguir a las “mafias que trafican con los vientres de alquiler de las mujeres”, aunque dado el adelanto electoral, se trata más de una  declaración de intenciones que de una promesa con posibilidades de ser llevada a la práctica en lo que queda de legislatura.

Lo que sí está haciendo Justicia y el ministerio de Exteriores es buscar una solución a las familias atrapadas en Ucrania, dado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos obliga a inscribir a todos los niños nacidos por gestación subrogada, porque prima el interés del menor a las legislaciones nacionales.

Las posibles soluciones

Noticias relacionadas

En este sentido, la embajada de España en Kiev está realizando gestiones con las autoridades ucranianas para estudiar las "alternativas existentes" de registro y atender "de manera individualizada" a cada una de las familias para informarles de sus posibilidades legales. 

Esta solución no satisface a la treintena de familias que permanecen en Kiev desde hace semanas y que critican los cambios de criterio y los retrasos en la inscripción de sus hijos. Este lunes se concentraron a las puertas del consulado de España para exigir su filiación sin demoras.