Ir a contenido

pacto 'in extremis'

La UE cierra un acuerdo político para reformar las reglas sobre derechos de autor

La nueva directiva sobre el 'copyright' nace con el objetivo de adaptar el terreno de juego a la era digital

Silvia Martinez

Una mujer consulta un buscador de información en su ordenador.

Una mujer consulta un buscador de información en su ordenador. / RICARD CUGAT

Las negociaciones interinstitucionales entre la Eurocámara, el Consejo y la Comisión Europea han conseguido cerrar 'in extremis' este miércoles un acuerdo político sobre la reforma de los derechos de autor en la Unión Europea. La nueva directiva sobre el 'copyright', que ahora deberá ser formalmente aprobada por los Veintiocho y el Parlamento Europeo, nace con el objetivo de modernizar las reglas para adaptarlas a la nueva era de internet y garantizar una remuneración más justa de las plataformas como Google o Facebook a todo tipo de creadores, incluidos músicos, artistas, educadores y periodistas cuando se compartan sus trabajos.

“Las negociaciones han sido difíciles pero lo que cuenta al final es que tenemos un resultado justo y equilibrado, listo para la Europa digital”, ha valorado el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable del mercado único digital. Andrus Ansip. El acuerdo político permitirá adaptar las reglas de derechos de autor al mundo actual, donde los servicios de transmisión de música, plataformas de video a pedido, agregadores de noticias y plataformas de contenido subido por el usuario se han convertido en las principales puertas de acceso para trabajos creativos y artículos de prensa.

El acuerdo ha sido posible tras dos años de intensas negociaciones, muchísima polémica, una campaña de presión sin precedentes entre defensores de un internet libre y creadores con amenazas de muerte incluidas, casi una veintena de reuniones técnicas y una decena de trílogos entre los negociaciones de las tres instituciones. “Es una pieza crucial de nuevo mercado único digital. Un marco legal más claro reforzará los sectores cultural y creativos”, ha valorado la comisaria Mariya Gabriel.

“Es un buen acuerdo que salvaguarda los derechos de los titulares y los usuarios”, ha añadido satisfecho el eurodiputado y negociador de la Eurocámara, Axel Voss. “Ya no hay ambigüedad. Esta ley cambiará de forma fundamental internet tal y como lo conocemos si se aprueba en la votación final”, ha lamentado la eurodiputada alemana del Partido Pirata, Julia Reda.

Más garantías para creadores

La reforma refuerza la posición de creadores, artistas, músicos y autores al darles más garantías sobre su remuneración cuando sus contenidos o fragmentos de obras se comparten en plataformas como Youtube, Facebook o bien en agregadores de noticias como Google. El artículo 13 obligará a los gigantes de internet a identificar y filtrar de forma automática los contenidos para garantizar una protección adecuada.

Estas plataformas tendrán que obtener autorización de los titulares de los derechos y en caso de recibirla garantizar que las obras protegidas –sean fotos, textos o música- son remuneradas si son reproducidas. Si lo creadores no quieren autorizarlo tendrán que bloquear los contenidos. Según los más críticos como Reda, esta exigencia limitar la libertad de expresión ya que obligará a filtrar prácticamente todos los contenidos. 

Enciclopedias en línea y 'startups'

El acuerdo también especifica que subir trabajos a enciclopedias en línea de forma no comercial, como Wikipedia, o plataformas de software de código abierto, como GitHub, quedará excluido automáticamente de la normativa. Además las starups estarán sujetas a obligaciones más ligeras que las más establecidas. La reforma también garantizará que compartir fragmentos de artículos de noticias no comprometerá los derechos del medio de comunicación que produjo el artículo compartido.

Sin embargo, habrá disposiciones para evitar que los agregadores de noticias abusen de esta asignación. Por ejemplo, un “fragmento” podrá seguir apareciendo en las noticias de Google News pero siempre que sea "muy breve". La nueva directiva también garantiza que subir a internet obras protegidas con un objetivo de crítica, revisión, caricatura, parodia o cita estará protegido, lo que garantiza que los memes y gifs continúen seguirán estando disponibles y se podrán compartir en las plataformas en línea.