Ir a contenido

ACCIDENTE DE CASTELLGALÍ

Manifestación en Manresa para reclamar mejoras en la R4

500 personas protestan en Manresa tras el accidente del viernes en Castellgalí

El Periódico

Manifestación por la precariedad del servicio de renfe tras el accidente de Castellgalí, este lunes en Manresa. 

Manifestación por la precariedad del servicio de renfe tras el accidente de Castellgalí, este lunes en Manresa.  / MARC VILA

Unas 500 personas, según la policía local de Manresa, han reclamado este lunes mejoras en la línea R4 de Rodalies, en la que un tren sufrió un accidente el pasado viernes a la altura de Castellgalí (Barcelona) con el resultado de la muerte de una maquinista y decenas de viajeros heridos, ocho de los cuales, dos de ellos en estado grave, siguen este lunes ingresados. 

Los manifestantes, convocados por formaciones independentistas de Manresa, han desfilado desde la plaza Sant Domènec hasta la estación de Renfe tras una pancarta con el lema 'Ja n'hi ha prou, volem un servei digne'. El pasado mes de noviembre, otro accidente en la misma línea, en Vacarisses, causó la muerte de un pasajero. 

El portavoz sindical de Comisiones Obreras (CCOO) Carles Manzanares ha destacado en declaraciones a Efe que "la línea R4 es una de las utilizadas por la clase trabajadora y desde que se inauguró hace cien años va a la misma velocidad que ahora, falta inversión".

El accidente de tren ocurrió sobre las 18:20 horas del pasado viernes cuando un tren Regional y otro de Cercanías chocaron frontalmente a la altura de Castellgalí (Barcelona). La investigación del accidente sigue su curso, sin que hasta ahora se haya confirmado el motivo que hizo que los dos convoyes circulasen en sentido contrario por la misma vía.

El 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, reclamó que el servicio de la R4 no se reemprendiese hasta que se despejasen las incógnitas sobre el accidente. No obstante, Renfe ha confirmado hoy que el servicio ferroviario en el tramo afectado por el accidente quedará reabierto este martes por la mañana, cuando Renfe y Adif confían en que la infraestructura estará ya lista para recuperar la normalidad.

Reparaciones

Los técnicos de Renfe han acabado este lunes de retirar de la vía el último coche de los convoyes accidentados, lo que ha permitido a lo largo del día emprender los trabajos de reparación de los daños de la infraestructura. Este lunes se han cambiado 90 metros de raíl y 280 traviesas, además de reforzar la sujeciones y nivelar y perfilar 600 metros de vía.  La previsiónes que las dos vías del tramo afectado puedan estar ya operativas mañana martes por la mañana, con lo que volvería la normalidad en los horarios y frecuencias de paso de las líneas R4 y R12.