02 abr 2020

Ir a contenido

Miriam Ponsa dedica su desfile en la 080 a los políticos catalanes presos

EFE

La diseñadora catalana Miriam Ponsa, que ha presentado este martes su colección para otoño/invierno 2019-20 en la pasarela 080 Barcelona, ha dedicado el desfile a los políticos catalanes en prisión preventiva y a aquellos que se hayan fuera del país, colocando una silla cubierta con tela amarilla para cada uno de ellos en el "front row" central.

La colección se inspira en la ruta de la seda, en el sistema de vida nómada de muchas comunidades que habitan la zona y en las mujeres de Kirguistán, "concebidas como eje vertebrador de la familia y principio fundacional de la nación".

El patronaje parte de piezas de antiguas familias nómadas y se combina con otras más contemporáneas para plasmar una dualidad invadida por formas "oversize", prendas cómodas que permiten la libertad de movimiento, tejidos naturales como la lana, el mohair, la alpaca, el algodón o la seda, y colores neutros como el negro, el gris, el verde y el caqui.

En las dos últimas ediciones de la 080, Miriam Ponsa ya reservó un banco amarillo para los políticos catalanes en prisión y presentó dos colecciones, "La marcha de la sal" y "I have a dream", que conectaban la protesta pacífica de Mahatma Gandhi por la independencia de India y la de Martin Luther King por los derechos civiles afroamericanos, respectivamente, con la reivindicación del derecho a decidir que defienden ciertos sectores sociales en Cataluña.

Por su parte, otra de las firmas catalanas fijas en la 080, Txell Miras, también ha desfilado este martes con su colección "Epidèmic", inspirada en "Il Dottore della peste", un médico especialista en la peste negra que era "equivalente a la guadaña de la muerte", ya que quien recibía su visita sabía que se acercaba su muerte.