Ir a contenido

PROFESORA DE INSTITUTO

La profesora de Lleida hallada muerta sufrió un accidente de coche

El vehículo de Nuria Borràs, vecina de Les Borges Blanques, apareció sumergido en el canal de Serós

La víctima había asistido a una fiesta en una discoteca

El Periódico

Trabajos para extraer el vehículo accidentado del canal de Serós.

Trabajos para extraer el vehículo accidentado del canal de Serós. / RAMON GABRIEL (DEFOTO)

Núria Borràs, la profesora de un instituto de Lleida cuya desaparición se denunció este fin de semana y cuyo cadáver fue localizado en el interior de su vehículo, habría sufrido un accidente de tráfico, según apuntan las primeras investigaciones de los Mossos d'Esquadra, informa la agencia ACN.

Este lunes por la mañana se han llevado a cabo las labores para sacar el coche del interior del canal de Seròs, donde fue hallado. Profesores y alumnos del instituto en el que era profesora la fallecida han querido rendirle un homenaje esta mañana con la lectura de unos textos y la colocación de velas en su recuerdo.

La joven había salido el viernes a cenar con unas compañeras de trabajo y posteriormente fue a una discoteca de Lleida. Sus familiares denunciaron su desaparición el sábado. La señal del teléfono de la mujer desapareció pocos minutos después de irse de la discoteca.

Un amplio despliegue de búsqueda coordinado por los Mossos d’Esquadra, con la participación de un helicóptero y con la colaboración de varias decenas de voluntarios, permitió a media tarde resolver de forma luctuosa el misterio. El vehículo en el que regresaba a casa fue localizado en el canal de Serós

Fue su pareja, con la que tenía dos hijos, la que denunció la desaparición el sábado por la mañana. No respondía al teléfono, pero sobre todo resultaba extraño porque no encajaba con su carácter el hecho de que no avisara de que iba a volver tan tarde. El marido avisó a los Mossos, pero fue cuando la búsqueda se publicitó en las redes sociales que los vecinos salieron en busca de Borràs.

Operación de búsqueda de Núria Borràs, que finalmente ha aparecido muerta / RAMÓN GABRIEL

De 39 años, profesora del Institut Manuel de Montsuart y vinculada a Catalunya en Comú, la mujer cenó en Lleida con un grupo de amigos. Después, decidieron ir a tomar una copa a la discoteca ‘Manolita’. Alrededor de las cuatro de la madrugada, se despidió. Tenía hasta llegar a casa apenas 20 kilómetros. Por alguna razón que todavía se desconoce, tomó una ruta distinta de la más razonable.

Teléfono

La zona de búsqueda estaba muy acotada desde el pirmer momento. Los Mossos d’Esquadra comprobaron que el teléfono móvil de la víctima dejó de estar activo en el camino de Albatàrrec, muy cerca del punto de partida. Era el lugar adecuado, pues, para iniciar un paciente rastro. A media tarde del domingo, agentes que participaban en la búsqueda han visto en el fondo del canal un Volvo XC60, el vehículo en el que viajaba Borràs. Al descender han podido comprobar que, efectivamente, dentro del auto había, en el asiento del piloto, una persona. Una investigación más paciente deberá determinar las causas por las que la profesora de instituto se salió del camino con fatales consecuencias.