Ir a contenido

Investigación de una muerte

Una asociación de jueces carga contra el director de la Guardia Civil por el caso Julen

Piden que "les dejen trabajar" después de que Félix Azón dijera que la muerte "solo podía deberse a un homicidio imprudente"

Julia Camacho

Un guardia civil, durante el operativo de rescate de Julen.

Un guardia civil, durante el operativo de rescate de Julen. / AFP / JORGE GUERRERO

La visita del director general de la Guardia Civil, Felix Azón, a los efectivos que participaron en el dispositivo de rescate del pequeño Julen, cuyo cuerpo fue rescatado el pasado sábado a 71 metros de profundidad, ha levantado ampollas entre el colectivo de jueces. La asociación Francisco de Vitoria considera una injerencia que el alto mando, recordando que él mismo es juez en excedencia, calificara la muerte del pequeño de “un homicidio imprudente”. Por eso, le piden que “deje actuar a los jueces” para conocer lo sucedido.  [Sigue las últimas noticias del caso Julen en directo.]

El martes, Azón se reunió con los agentes que participaron en el rescate, y en rueda de prensa consideró que la muerte del niño “todos estamos pensando que no puede ser otra cosa, presuntamente”, dijo al ser cuestionado acerca de si se está investigando un homicidio imprudente, aunque matizó que “tendrá que ser el poder judicial” quien decida finalmente la calificación a la luz de los hechos aportados por la investigación. Al mismo tiempo, el director de la Guardia Civil ofreció “otros detalles de las diligencias policiales de investigación que se han practicado para el esclarecimiento de los hechos”. En el encuentro, el alto mando del instituto armado aseguró que “esperan tener” terminada en los próximos días la investigación por la muerte de Julen, afirmando que están “poniendo todos los medios” a su alcance porque “creemos que “es un tema que toda la sociedad española está esperando”.

"Socava la confianza en la justicia"

Para los juristas, el director general de la Guardia Civil “incumple el deber de sigilo quien hace pública cualquier información relativa a detalles de las investigaciones declaradas expresamente secretas de los que haya tenido conocimiento por razón de su cargo”. Al mismo tiempo, lamentan tener que recordar a “quien, paradójicamente, proviene de la Carrera Judicial, que tan triste suceso está siendo objeto de investigación por una juez instructora de Málaga, quien ha decretado el secreto de sumario”.

Para la Francisco de Vitoria, la segunda asociación de magistrados más numerosa, estas declaraciones “socavan la confianza en la Justicia, por cuanto se trata de condicionar la decisión de la juez instructora encargada del caso”, que es quien, subrayan, debe calificar los hechos legalmente. Por eso, lamentan que la “reconocida” labor de la Guardia Civil día a día en la lucha contra la delincuencia y su “labor callada y efectiva” pueda quedar “empañada por unas concretas manifestaciones de su director”.

Por este motivo, concluye la asociación en un comunicado, expresan su “más enérgica protesta ante las continuas injerencias de los poderes públicos en las investigaciones judiciales”, especialmente graves en el caso de Azón “dada su gran responsabilidad institucional.  La asociación pide además que “se deje trabajar a los jueces para que, cuanto antes, los familiares del pequeño fallecido puedan conocer los pormenores de lo sucedido”.