Ir a contenido

Segunda semana de huelga

Los taxistas recrudecen la protesta y colapsan el centro de Madrid

El paseo de la Castellana ha permanecido cortado tras pasar la noche unos 2.000 conductores

Garrido rechaza el modelo de regulación de los VTC acordado en Catalunya

El Periódico / Agencias

Taxistas en el paseo de la Castellana, en Madrid.

Taxistas en el paseo de la Castellana, en Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha insistido este lunes en que no va a aplicar el modelo alcanzado en Catalunya para regularizar los Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC), que avala una reserva previa de una hora. "Ese acuerdo no es posible porque en Madrid hay libertad de mercado", ha indicado.

En declaraciones a los medios tras asistir a la presentación del Año Nuevo chino, Garrido ha indicado que Catalunya es una región que camina hacia "la Edad Media", con prohibiciones para construir más hoteles o medidas contra la turistificación, y que Madrid no va a ir en ese sentido.

"Eso es lo contrario de lo que va a hacer Madrid, con libertad de mercado y de competencia", ha señalado el presidente madrileño, quien ha asegurado que eso es lo que permite a la región crecer. Además, no está dispuesto a mandar a 8.000 personas "al paro".

Protesta ante la sede del PP

Los centenares de taxistas que han llegado a la calle Génova, después de ser desalojados del paseo de la Castellana en Madrid, se van desplazando poco a poco hacia el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Madrid Barajas para después acudir todos juntos a la concentración a pie que tienen prevista a las 17 horas en la Puerta del Sol.

No obstante, pasadas las 13 horas, el límite autorizado por la Delegación de Gobierno para cortar la calle Génova, todavía quedaban algunos manifestantes, pero de forma mucho más dispersa. Durante su protesta han llegado incluso a lanzar huevos a la sede del PP, protegida por un amplio cordón policial.

La Coordinadora del Taxi de Madrid ha convocado a todos los taxistas sobre las 14.30 horas en las terminales del aeropuerto, desde donde pretenden trasladarse hasta el centro para asistir a la manifestación de Sol, donde aparcarán en paradas de taxis y se manifestarán a pie. Tras esto, se organizarán para acudir a las 19 horas al Palacio de los Deportes en la calle Goya.

Ocupación de la Castellana

El paseo de la Castellana en Madrid ha quedado despejado de taxis pasadas las 10.15 horas después de casi tres horas de desalojo por parte de la Policía Nacional y del trabajo de las grúas municipales, que se han llevado los vehículos que no han sido retirados por sus dueños de forma voluntaria.

Entre las 7 y las 8 horas, las primeras grúas han empezado a llevarse los coches que estaban estacionados en los laterales del paseo de la Castellana, a la altura de la plaza de Emilio Castelar. Allí también la Policía Municipal de Madrid ha empezado a multar.

La Policía Nacional ha conseguido dejar libre el tramo de la Castellana entre plaza de Colón y Gregorio Marañón. Sólo ha permanecido la tienda de campaña de los taxistas que cumplen este lunes su cuarto día de huelga de hambre. Se han vivido momentos de tensión y forcejeo cuando la Policía ha tratado de dispersar los carriles centrales y los taxistas concentrados se han sentado delante de los vehículos para impedir ser desalojados.

El paseo de la Castellana ha amanecido este lunes cortado tras la 'vigilia' que han llevado a cabo unos 2.000 taxistas en protesta por la falta de regulación de los VTC.

Huelga de hambre

Los taxistas han denunciado que dos de los compañeros en huelga de hambre desde el pasado viernes han resultado heridos en el desalojo del paseo de la Castellana.

Las asociaciones de los taxistas están criticando que dos de los ocho compañeros que se encuentran realizando una huelga de hambre desde el pasado viernes han resultado heridos mientras que la Policía Nacional desalojaba la Castellana.

El portavoz de la Federación Profesional del Taxi, José Miguel Fúnez, ha explicado que los taxistas, que cumplen cuatro días en huelga de hambre, se encuentran con una tienda de campaña y una caravana en la mediana situada entre el lateral del paseo de la Castellana y los carriles centrales.

"Cuando han empezado a desalojar han dado porrazos a todos", ha lamentado Fúnez, quien ha explicado que han recibido "golpe" para que se levanten del campamento y que han tenido que recibir atención por parte del Samur.

Delegación acusa a la Comunidad

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado, en declaraciones a la 'Cadena SER', que están "cumpliendo" con su "obligación para garantizar el orden público" pero el "tema de fondo" está en manos del presidente de la Comunidad.

Según el delegado de Gobierno, el dirigente autonómico tiene que ponerse "a trabajar" para regular a los taxis y los VTC "y si esto no se produce, pues no es suficiente". "Que se ponga a trabajar ya", ha señalado en otro cruce de acusaciones entre ambos dirigentes.

Garrido defiende su gestión

Garrido ha replicado al delegado del Gobierno en la región que los taxistas llevan acampados en el paseo de la Castellana dos noches, no una, y que "nadie ha hecho nada" hasta esta mañana, que se han producido los primeros desalojos.

En declaraciones a la 'Cadena COPE', Garrido no ha querido entrar en "discusiones personales" porque, además, ha admitido que tiene muy buena relación con Rodríguez Uribes, pero ha sostenido que "el que tiene que trabajar es él". "Yo trabajo, en lo que me compete a mí", ha manifestado, al tiempo que ha dicho que lo que no va a hacer es una legislación que "pretende eliminar a un sector para que no haya competencia".

Garrido ha asegurado que siguen abiertos a llegar a un acuerdo con el sector del taxi, buscando proteger la captación del cliente con sanciones "severas" para las VTC que lo incumplan, pero no van a aceptar legislar para eliminar la competencia.

'Tito' Álvarez, contra Marlaska

El representante de Élite Taxi Barcelona Alberto Álvarez, alias Tito, ha asegurado que el sector del taxi está "alucinando" con que un ministro de Interior como Fernando Grande-Marlaska"de izquierdas y gay" haya mandado "reprimir" la protesta de taxistas esta lunes en Madrid.

"Cómo puede ser que un ministro de izquierdas, y según ha declarado, gay, mande a la policía a reprimir al pueblo. Mandan a unos trabajadores a reprimir a otros trabajadores", ha arremetido Álvarez en un audio de WhatsApp que ha remitido a la prensa.

Temas: Huelgas Madrid