Ir a contenido

OPERATIVO DE RESCATE SIN PRECEDENTES

Encontrado el cuerpo sin vida de Julen en el pozo de Totalán

El niño llevaba desde el 13 de enero atrapado en un pozo ilegal de Totalán (Málaga) más de 100 metros de profundidad

Julia Camacho / Begoña González / Málaga / Barcelona

Dos mineros, dentro de la cápsula de rescate de Julen. 

Dos mineros, dentro de la cápsula de rescate de Julen.  / Alfonso Rodríguez Gómez de Celis

La Brigada de Salvamento Minero desplazada desde Asturias para rescatar a Julen, el niño de 2 años que cayó a un profundo y estrecho pozo el pasado 13 de enero en Totalán (Málaga), han encontrado la pasada madrugada el cuerpo sin vida del pequeño tras perforar cerca de 4 metros en horizontal a más de 70 metros de profundidad. [Sigue las últimas noticias de Julen en directo.]

"A la 1.25 horas de la madrugada, los equipos de rescate han accedido al punto del pozo donde estaba Julen y han lcalizado el cuerpo sin vida del pequeño. Se ha activado la comisión judicial", con este mensaje comunicaba la subdelegacióndel Gobierno la localización del cuerpo. Poco después de las 5 de la madugada, el furgón con los restos mortales de Julen abandonaba Totalán.

El trágico desenlance

Tras localizar el cuerpo sin vida y antes de lanzar el comunicado, la Guardia Civil se dirigió a la casa donde se encontraban los padres del menor para comunicar el hallazgo. Los llantos y gritos de dolor que entonces se produjeron y que pudieron escucharse desde fuera ya indicaban el trágico desenlace.

 A las 9 de la mañana está prevista una comparecencia del delegado del Gobierno Adalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para informar del operativo.

Las muestras de solidaridad se han sucedido desde entonces. "Nuestro dolor más profundo y nuestro pésame más sentido a toda a famila de Julen", ha escrito la Familia real en un mensaje agradeciendo "la solidaridad sin límites" mostrada por los participantes en el rescate.

Pertrechados con martillos neumáticos, palas y hachas, ocho mineros se han abierto paso a través de las entrañas del Cerro de la Corona, en Totalán (Málaga) para acceder al punto donde se encontraba atrapado el pequeño: debajo del tapón de tierra hallado a 71 metros de profundidad.

El terreno no ha ayudado

Fuentes del dispositivo de rescate han informado de que "el terreno no ha ayudado mucho" y que los mismos problemas de dureza de la roca que surgieron al perforar el túnel vertical por el que han accedido los mineros han complicado la excavación de la galería horizontal que han utilizado para encontrar al niño.

La brigada minera empezó a trabajar en la galería a las 17.33 horas de este jueves e inicialmente cifró en 24 horas el tiempo necesario para excavarla de forma manual aunque han terminado siendo cerca de 34. Se ha tratado de una operación laboriosa y llena de complicaciones porque los mineros debían subir y bajar en una cápsula a través del túnel, que costó perforar dada la dureza del terreno.

Comisión judicial

Así, una vez que los equipos de rescate han accedido al punto del pozo donde se buscaba a Julen y se localizó el cuerpo sin vida del pequeño se ha activado la comisión judicial.

El rescate, en el que han colaborando desde el primer día un operativo de más de 300 efectivos que trabajaron por turnos, se sucedieron desde que el pasado 13 de enero se recibiera el aviso de caída de un menor por un agujero de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad en la zona conocida como Dolmen del Cerro de la Corona de esta localidad malagueña.

El niño, que estaba con unos familiares en una finca, cayó en un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro pero gran profundidad. Desde entonces se activó un operativo para rescatarlo formado por efectivos de distintos cuerpos que han estado trabajando en el lugar día, tarde y noche sin descanso y haciendo frente a las grandes dificultades técnicas que se han ido encontrando, especialmente por la dureza del terreno.