Ir a contenido

crisis sobre ruedas

El taxi amenaza con colapsar Barcelona y endurece las acciones

La reivindicación contra Uber y Cabify se extiende por Catalunya y el resto de España

El gremio advierte a la Generalitat de que la "tensión irá en aumento" y se puede descontrolar

J. G. Albalat

Decenas de taxista colpasan, este domingo, la Gran Via de Barcelona

Decenas de taxista colpasan, este domingo, la Gran Via de Barcelona / ELISENDA PONS

Más grande y más fuerte. La protesta de los taxistas contra la regulación del servicio de los vehículos de transporte con conductor (VTC) esbozada por la Generalitat ha saltado de Barcelona a toda Catalunya y este lunes encontrará también eco en Madrid, donde sus compañeros también prevén elevar la presión al Ejecutivo autonómico. En su cuarto día de huelga, el gremio, ataviado con chalecos amarillos, prevé colapsar los accesos a la capital catalana con marchas lentas, que también podrían producirse en el interior de la ciudad. Los grupos más radicales pusieron sobre la mesa la intención de bloquear el puerto, la estación de Sants o el aeropuerto. Los planes y las acciones concretas que se realizarán se han guardado en secreto. El efecto sorpresa es clave.  

La jornada del domingo fue digna de un lluvioso día de la marmota con las espadas en alto. Los taxistas mantuvieron el corte de la Gran Via durante todo el día, refugiándose del frío en su propio vehículo o en los bares cercanos. Al ser festivo y predominar el mal tiempo, la circulación fluyó sin grandes problemas por la ciudad, que este lunes verá reforzado el transporte público en previsión de la protesta venidera. 

A la convocatoria de paro se fueron sumando colectivos de otras poblaciones, como Manresa, Mataró, Terrassa, Sabadell, Lleida, Tarragona y Sitges, la comarca del Baix Ebre y la zona del Pirineo. Desde el Sindicat del Taxi de Catalunya (Stac) se hizo un llamamiento a todos los taxistas a solidarizarse y apoyar a sus compañeros barceloneses. La jornada del lunes, día laborable, será determinante. En Barcelona, en Madrid y posiblemente en otras localidades, pues en València también se debatía anoche sumarse a la reivindicación.

El comité de huelga del taxi ha convocado en la noche de este domingo a todo el colectivo a una concentración a las 9.30 de la mañana en la plaza de Catalunya.  "Empezarán los juegos del hambre"ha lanzado en una enaltecida asamblea el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, en referencia a la trilogía de novelas de ciencia ficción escrita por Suzanne Collins y donde los participantes en un evento televisado deben luchar a muerte en un estadio hasta que solo queda un vencedor. Los gritos de "justicia, justicia", "no pasarán" y "sí se puede" han roto la noche gélida. "Tenemos que ganar, sino perdemos todos", han insistido los dirigentes del gremio, a la vez que pedían "compresión" y solidaridad a la ciudadanía. "Las medidas serán contundentes", ha recalcado Álvarez. 

"La tensión irá en aumento"

Tal vez curándose en salud y ante la posibilidad de que se repitan acciones de violencia contra los VTC, precisamente el sindicato Élite Taxi, del que es portavoz, ha advertido en un comunicado a la Administración "que la tensión irá en aumento". "Muy posiblemente empezaremos a ver situaciones, escenarios y acciones que se escapan a nuestro control", han advertido.

"No podemos descartar un escenario donde se produzcan acciones diferentes por toda la ciudad y al mismo tiempo. En el momento en que esto pueda empezar a suceder, advertiremos a las administraciones de que la situación se nos ha ido por completo de las manos, algo de lo que ya venimos advirtiendo", reza el texto.

Acuerdo rechazado

Los taxistas de Barcelona rechazaron el sábado por la noche en asamblea, celebrada como es habitual en el paseo de Gràcia, entre la Gran Via y la calle de Casp, la propuesta de la Generalitat que suavizaba uno de los puntos polémicos del decreto: la contratación de un servicio de VTC a partir de 15 minutos. El ‘conseller’ de Territori i Sostenibilidad, Damià Calvet, puso encima de la mesa, en una reunión tensa y “dura”, según los sindicatos del taxi, que la misma normativa recogiera una horquilla de tiempo adicional en base a criterios territoriales, medioambientales y de duración del servicio. Ese plazo lo fijaría cada uno de los ayuntamientos o, en el caso de la capital catalana, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), a través de un reglamento.  Los representantes del comité de huelga del taxi salieron medianamente satisfechos de la reunión con la Generalitat. “Se ha abierto una puerta”, sostuvo en sindicalista. En asamblea, sus compañeros rechazaron la propuesta de la Administración.

Las VTC también se mueven

Los trabajadores de las VTC no se han quedado, por su parte, de manos cruzadas. Hasta las dos de la madrigada pasada 900 coches bloquearon parte de la Diagonal, según fuentes del sector. Aplazaron su protesta después que desde la Conselleria de Territori les hayan convocado a un encuentro bilateral para este lunes a las 10.30 de la mañana.

“Hay un decreto ley del Gobierno central que regula una moratoria para que podamos seguir trabajando durante cuatro años en centros urbanos. Después solo podremos dar servicios interurbanos. La Generalitat no puede ahora romper esta norma. Se ha de cumplir el decreto de Madrid y punto. Están en juego los puestos de trabajo de 3.148 personas en Catalunya”, ha explicado a este diario José Maria Goñi, presidente de la patronal Unauto en la comunidad autónoma.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha considerado este domingo una “buena noticia” la propuesta del Gobierno catalán para ampliar los 15 minutos para reservar una VTC y fijar una horquilla temporal adicional. En una entrevista en Rac-1, el alto cargo municipal ha admitido que la AMB, que preside la alcaldesa Ada Colau, tiene la idea de establecer una hora como tiempo mínimo de antelación. “Hace unos días parecía irresoluble y ahora parece que hay un posible camino de salida”, ha celebrado.

La postura por ahora mantenida por los taxistas de Barcelona hace pensar que esta propuesta de la AMB será rechazada de plano. En las asambleas se defiende la necesidad de que este tiempo para la contratación sea de 24 horas antes del servicio, aunque se podía bajar a seis horas. El portavoz de Élite Táxi, Alberto Álvarez, ha explicado que, por ahora, no tienen prevista ninguna nueva reunión con la Generalitat, pero que están dispuestos a volver a verse con el Gobierno catalán para continuar negociando. Antes de que se rompiera los contactos, estaba previsto un nuevo encuentro para el martes, aunque esta cita ahora es una incógnita.

La intervención del 'president'

El ‘conseller’ Calvet ha asegurado este domingo en declaraciones a Rac-1, que está “decepcionado” después de que la asamblea de taxistas rechazara el sábado por la noche su oferta. Ha explicado que habló personalmente con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para validar la protesta, pero ha sostenido que el colectivo de taxistas ha actuado de forma “intransigente”.

Calvet ha subrayado que su propuesta otorga más “seguridad jurídica” a los ayuntamientos, y especialmente a la AMB, para poder incrementar el tiempo de precontratación de los VTC. En este sentido, el ‘conseller’ ha sido especialmente crítico con la alcaldesa de Barcelona, a la que ha retado a “mojarse” y decir cuál es su oferta sobre este aspecto. “Colau debe dejar de ocultarse detrás de la Generalitat, seguir criticando y dar lecciones es muy fácil, que diga cuántas horas quiere de precontratación, si quiere 12 que lo diga”, ha afirmado Calvet, que ha insistido que continuará trabajando y negociando, pero que su último planteamiento se tramitará solo si los taxistas abandonan la huelga indefinida.