22 feb 2020

Ir a contenido

Save the Children pide juzgados especializados en la ley contra la violencia infantil

La oenegé valora positivamente el anteproyecto para su erradicación, pero presentará alegaciones

Reclamará que la educación afectivo-sexual tenga contenidos destinados evitar todo tipo de ataques

Patricia Martín

James Rhodes durante un acto en contra de los abusos sexuales.

James Rhodes durante un acto en contra de los abusos sexuales. / JOSE LUIS ROCA

Save the Children, una de las oengés que más ha trabajado para que se apruebe una ley contra la violencia infantil en España, valora "positivamente" el anteproyecto aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez para la erradicación de los ataques a los niños, que el Ejecutivo aprobó el pasado 28 de diciembre. Si bien, la norma no recoge algunas de sus demandas, que la organización hizo llegar al Ministerio de Sanidad en forma de borrador legal el pasado verano. Por eso, tras mantener una reunión con la ministra, María Luisa Carcedo, anunció este miércoles que en los próximos días presentará varias alegaciones a la ley, en el trámite de audiencia pública.  

Entre sus peticiones, la oenegé insistirá en la necesidad de que se creen juzgados y una fiscalía especializada en la violencia sobre menores, similares a los que ya existen contra la violencia machista. Se trata de una de las medidas más costosas, y quizá por este motivo, no ha sido incluida en la ley. 

En este ámbito, Save the Children pedirá también la inclusión de "medidas específicas" para privar la patria potestad, suspender el régimen de visitas e impedir la custodia compartida en casos de violencia machista. Son medidas incluidas en el Pacto contra esta lacra y en las que el Gobierno está trabajando, junto con los grupos parlamentarios del Congreso, en el desarrollo legislativo del acuerdo, con lo que, previsiblemente, en el futuro se incluirán en el proyecto contra la violencia infantil o en otras leyes en proceso de reforma. 

Educación afectivo-sexual

Además, la oenegé reclamará al Gobierno que la educación afectivo-sexual, que se recoge en el anteproyecto como principio "trasversal", se incluya como "contenido propio orientado al aprendizaje de la prevención y evitación de toda forma de violencia, adaptada al nivel educativo de cada niño y niña". 

En este ámbito, pedirá que el término "pornografía infantil" se sustituya por el de "imágenes de abuso y explotación sexual de menores" en el artículo 189 del Código Penal, que se prohiba de forma "expresa" el uso de toda forma de violencia contra niños y adolescentes y que se desarrollen medidas específicas de protección para grupos vulnerables, como son las víctimas de trata, los menores con discapacidad, los menores extranjeros no acompañados, los solicitantes de asilo, las niñas y el colectivo LGTBI. 

La estirilización forzosa

En este sentido, se pedirá la prohibición expresa en el artículo de la estirilización forzosa y el aborto coercitivo a niñas con discapacidad. 

En su reunión con la ministra, Save the Children solicitó al Gobierno que califique de urgencia el anteproyecto, con la vista en que vea la luz antes de que se convoquen las elecciones generales.