RADIOGRAFÍA DE UN BARRIO

Solo uno de cada 4 alumnos de ESO de La Mina va a clase

La sala de venopunción, financiada por el ayuntamiento, tiene más usuarios que las 8 de toda Barcelona

El alcalde de Sant Adrià pide recursos de la Generalitat y del Estado, y una reunión exprés con Torra y Colau

Una plaza del barrio de la Mina, en febrero del 2016.

Una plaza del barrio de la Mina, en febrero del 2016. / ELISENDA PONS

1
Se lee en minutos

El alcalde de Sant Adrià del BesósJoan Callao, ha pedido a Quim Torra que se "implique" en el barrio de la Mina. El consistorio dic estar trabajando en solitario en uno de los barrios más complejos socialmente en Catalunya: no solo por los elevados datos de pobreza registrados, también por el alto consumo de droga y el absentismo escolar que afecta el 75% de los alumnos de secundaria. Lo ha dicho en rueda de prensa en El Parlament de Catalunya, donde ha presentado una moción reclamando más recursos y una reunión urgente con el 'president', la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Diputació de Barcelona.

Uno de cada tres vecinos que vive en el barrio de la mina es pobre. Es decir, que cada mes ingresa menos de 640 euros, según datos del ayuntamiento. La situación más alarmante se da entre los menores de edad. El absentismo escolar rodea el 40% de los menores del barrio, aunque entre los alumnos de secundaria asciende al 76%: de cada cuatro alumnos inscritos, solo uno va a clase.

Dónde se drogan los barceloneses

Noticias relacionadas

Este año en el barrio se han detectado 34.300 jeringuillas (10.000 más que el año pasado) y hay más usuarios de las salas de venopunción que en los 8 centros del mismo tipo que hay en toda Barcelona. En concreto, tres veces más: 86.400 asistencias en La Mina contra 30.000 en Barcelona. Menos del 3% son vecinos de Sant Adriá, y el 67% son de Barcelona. "Un barrio de 10.000 personas soporta más presión que la capital catalana", ha lamentado el alcalde, que ha denunciado que esta narcosala se finanza con fondos municipales.

Callao también ha pedido más efectivos de los Mossos para investigar las organizaciones que venden droga en el barrio. El alcalde ha destacado que cuando se produce una operación policial en Barcelona contra los narcopisos desplazan el consumo, la compra y la venta a La Mina. Y ha puesto de ejemplo el dispositivo del mes de octubre. "Al día siguiente en la sala de venopunción había 100 personas más".