Ir a contenido

España ha experimentado el mayor incremento de donantes de la historia

Ha crecido un 37% la tasa de donación en cinco años, hasta 48 por millón de habitantes

Carcedo admite que las cifras son tan "excelentes" que la "capacidad de mejora está en el futuro limitada"

Patricia Martín

Un transplante de órgano en el Hospital Clinic.

Un transplante de órgano en el Hospital Clinic. / JONATHAN GREVSEN

España sigue batiendo récords en materia de donación de órganos. Después de liderar el ranking mundial durante 27 años consecutivos, en los últimos cinco años ha experimentado un crecimiento del 37%, el mayor incremento de la historia, al pasar de 35,1 donantes por cada millón de habitantes a 48 en un lustro. Esta cifra eleva la tasa de trasplantes a 114 por millón de población (p.m.p), la más alta del mundo. Según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), estos datos suponen 6 donantes y 14,6 trasplantes diarios.

Sólo en el 2018 hubo 2.243 donantes y 5.314 trasplantes, lo que ya permite acercarse a los 5.500 que la ONT y las autoridades autonómicas se habían fijado para el 2020, según destacó este lunes la ministra María Luisa Carcedo, en la presentación de los resultados. La titular de Sanidad señaló que estas estas cifras tan "significativas" y que hacen los españoles sean los ciudadanos del mundo con más opciones de recibir un trasplante para curar una enfermedad no que no son fruto de la "casualidad" sino de la "generosidad" de la población y del buen hacer y la coordinación de los equipos sanitarios y la ONT, que se han convertido en un "referente mundial".

Las diferencias con otros países son "abismales", incidió la ministra, comparando los 48 donantes por millón de población con la media de la UE, situada en 22,3 p.m.p., o la de Estados Unidos, de 31,7 p.m.p.. Los buenos resultados se deben, sobre todo, al incremento de la donación en asistolia, es decir, de pacientes con parada cardiorrespiratoria, y su trasformación en multiorgánica. Este tipo de intervenciones, más complejas y que han obligado a introducir mejoras en las técnicas de conservación de órganos, se incrementaron en el 2018 un 10%, lo que supone ya que una de cada tres donaciones es en asistolia. 

Cantabria lidera el ranking

Por Comunidades Autónomas, Cantabria volvió a liderar el ranking, seguida de La Rioja, Asturias, Extremadura, País Vasco y Navarra. En Catalunya, una de las pocas regiones que recibe más órganos de los que exporta a otras autonomías, los trasplantes crecieron un 3,9%, hasta lo 1.149, con el Hospital Vall d'Hebron liderando el ranking de intervenciones efectuadas.

De hecho, Catalunya batió el año pasado su propio récord de trasplantes de órganos al haber llevado a cabo un total de 1.149, un 3,9 % más que en 2017, con lo que mantiene la tendencia al alza desde hace cinco años, según el balance que ha hecho este lunes la Organització Catalana de Trasplantaments (OCATT).

Según ha explicado el director del OCATT, Jaume Tort, la tasa de la comunidad catalana es de 151 trasplantes por cada millón de personas, sólo comparable con la del estado de Filadelfia (Estados Unidos), que se sitúa en 149. "La tasa de trasplantes de Catalunya es una de las más altas del mundo, incluso ha superado a la española, que es de 114 trasplantes por cada millón de población, debido a que en Cataluña el número de donantes vivos es bastante alto en comparación", ha resaltado Tort.

Con una cultura tan extendida y una legislación favorable a la donación de órganos, la tasa de rechazo de España se sitúa en el 14,8%, muy por debajo de la de otros países del entorno, donde ronda el 40%. Con cifras tan excepcionales, Carcedo admitió que "la capacidad de mejora está ya muy limitada". Por eso avisó de que, en el futuro, toca reducir la demanda y las listas de espera, a través de los avances en la curación de determinadas enfermedades. A este respecto, el número de pacientes que aguardan recibir un órgano se redujo de 4.891 en el 2017 a 4.804, destacando un 19% la aminoración en el trasplante hepático debido precisamente a que los nuevos fármacos antivirales, para hacer frente a la hepatitis C, han reducido el grueso de solicitantes.

Escasez de niños y muchos donantes mayores

En la lista de espera hay, en la actualidad, 88 niños. La directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, reconoció que el trasplante en menores es un "reto" porque los donantes son escasos, pero por eso se han diseñado estrategias destinadas a aumentar la concienciación entre los profesionales sanitarios y como hito, en el 2018, se han realizado cuatro trasplantes cardiacos sin que el grupo sanguíneo fuera compatible.

A lo largo de los años ha variado considerablemente el perfil de donante. Se ha reducido hasta un 3,8% los procedentes de accidentes de tráfico y se ha incrementado, hasta un 63%, los originarios de un accidente cerebrovascular, que en su mayoría son personas mayores que mueren debido a lo que se conoce como causas naturales