Ir a contenido

SEGUNDO ANIMAL MUERTO A TIROS POR UN AGENTE EN POCOS DÍAS

Calafell insiste en que el policía que mató a un perro lo hizo en defensa propia

El ayuntamiento sostiene que el rottweiler, una raza peligrosa, estaba suelto y acorraló al agente

El Periódico

Perro abatido en Calafell.

Perro abatido en Calafell. / PACMA

Un policía local de Calafell (Baix Penedès) mató el pasado viernes de un disparo a un perro, de raza rottweiler, cuando le iba a atacar, ha informado hoy el Ayuntamiento de Calafell, que ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias del suceso.

La muerte del perro, que también ha sido denunciada por el partido animalista PACMA, ha vuelto a reabrir el debate sobre los protocolos policiales para repeler agresiones de éstos tras la muerte de otro perro en Barcelona hace unas semanas, también de un disparo de un agente al que el can había mordido.

"Defensa propia"

El Ayuntamiento de Calafell sostiene que la muerte del perro fue "un acto en defensa propia de un agente de la Policía Local", aunque informa que está terminando de instruir las diligencias y que enviará toda la información al juzgado de guardia.

El suceso ocurrió el viernes en la calle de Empúries de la urbanización Les Brises de Calafell cuando el agente repelió el ataque del perro, según el ayuntamiento, "en defensa propia contra la acometida de un perro de raza potencialmente peligrosa".

Acorralado por el animal

La patrulla de la Policía Local acudió a la urbanización ante una llamada al 112 que denunció que el perro estaba libre por la calle y cuando uno de los agentes se bajó del vehículo para llamar al domicilio de su propietario "el perro se le acercó corriendo y en actitud amenazadora".

"El agente intentó refugiarse detrás del vehículo, pero el animal le persiguió y acorraló contra una valla de hormigón. La acción fue muy rápida y no dio tiempo a bajar del vehículo al otro agente", ha puntualizado el ayuntamiento, que asegura que el agente acorralado tuvo que hacer uso del arma reglamentaria al temer seriamente por su integridad.

El partido animalista PACMA convocó una protesta esta tarde ante el Ayuntamiento de Calafell para denunciar la muerte de un perro.  Han asistido decenas de personas. Raquel Iglesias, portavoz de PACMA ha denunciado: "Es la segunda vez en menos de 30 días que un agente policial acaba con la vida de un animal y esta no pude ser la única manera de gestionar un incidente comno este".

Protocolos no letales

El portavoz del PACMA en Catalunya, Nacho Pascual, también ha criticado la actuación y ha asegurado que el informe médico no indica ninguna lesión ni ningún dato que determina que la vida del agente corría peligro. "No deja de ser sorprendente que un mes después de lo que pasó a Barcelona [la muerte de la perra Sota]esto vuelva a ocurrir. Esto pone de manifiesto la necesidad de implementar protocolos de actuaciones no letales para evitar que siga pasando", ha subrayado.