Ir a contenido

VIVIENDA

La mayoria de webs retiran sus anuncios de pisos turísticos ilegales en Catalunya

Turisme anuncia que HomeAway, TripAdvisor y Rentalia se han sumado a Booking en la 'limpieza'

La 'conselleria' critica a Airbnb por no colaborar y alojar aún un 35% de casas sin licencia

Manuel Vilaseró

Turistas aguardan en la entrada de su alojamiento en la calle Ferran de Barcelona. 

Turistas aguardan en la entrada de su alojamiento en la calle Ferran de Barcelona.  / JORDI COTRINA

La mayoría de las grandes plataformas digitales han retirado ya en Catalunya los pisos turísticos sin licencia que se anunciaban en sus páginas. La primera en eliminarlos fue la multinacional holandesa Booking en el 2015 y ahora lo han llevado a cabo HomeAway, Niumba, Tripadvisor, Rentalia, Spain Holiday, integradas en la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT), según sendos comunicados hechos públicos este miércoles por esta sociedad y la Conselleria d’Empresa i Coneixement.

El gigante californiano Airbnb, la plataforma más importante, “sigue sin colaborar”, según fuentes del departamento, aunque entre un 60% y un 65% de los 50.000 anuncios que ofrece en sus páginas corresponden ya a pisos con licencia y muestran su número de registro de Turismo de Catalunya, tal como les obliga la normativa.

Las plataformas integradas en la PAT representaban unos 70.000 apartamentos,  según fuentes de la Generalitat. Tras la ‘purga’, las empresas cifran en 47.000 el número total de su oferta inmobiliaria. Para Almudena Ucha, presidenta de la PAT, “retirar la oferta de viviendas turísticas sin número de registro en Cataluña es la muestra” de su “compromiso con la promoción de un turismo responsable.”

Ocho expedientes a nuevas plataformas

La ‘conselleria’ se muestra satisfecha porque después de seis años de “medidas disuasorias y de control ejercidas por la Direcció General de Turisme se ha conseguido que la mayoría de plataformas colaboren”. “Es una demostración de que las plataformas, si quieren, pueden cumplir perfectamente con la normativa y no contribuir a comercializar una oferta ilegal que se escapa del control de la administración”, ha señalado el director general de Turisme, Octavi Bono, en clara referencia a Airbnb, pero también a algunos nuevos operadores contra los que “se han abierto ocho expedientes sancionadores”.

La plataforma californiana sostiene que colabora con la Administración pero recuerda que Catalunya aún “no tiene reglas claras que distingan a quienes quieren compartir su propio hogar de los operadores profesionales”.

Anfitriones no profesionales

Una buena parte de los que carecen de licencia y permanecen en Airbnb corresponden al alquiler de habitaciones en pisos donde vive el anfitrión o a pisos donde este reside y los alquila ocasionalmente. En ambos casos la plataforma aboga porque reciban un trato diferente y no se sometan a la mismo normativa que a los profesionales.

La Generalitat anunció hace casi dos años que regularía la primera de estas dos prácticas, pero mientras no esté amparada por la legislación considera ilegal la actividad.

En la ciudad de Barcelona el Ayuntamiento consiguió que Airbnb colaborara después de imponerle una multa de 600.000 euros y amenazarle con nuevas sanciones. Según los últimos datos facilitados oficialmente, la plataforma ha suprimido ya más de 4.000 pisos ilegales de su oferta barcelonesa, incluidos los de anfitriores que arriendan su primera residencia de modo esporádico.

El consistorio no persigue, sin embargo, las habitaciones  alquiladas en pisos donde reside el anfritrión. A la espera de que la Generalitat regularice esta tipología de alojamiento, considera su práctica ‘alegal’ y no ha impuesto ninguna sanción.