Ir a contenido

Los colectivos feministas se concentrarán frente al Parlamento andaluz el 15 de enero

Será el pistoletazo de salida a una "campaña constante y permanente" contra Vox, previa al 8-M

Más de 100 colectivos piden a PP y Cs que no "negocien" los derechos de las mujeres

Patricia Martín

Lectura del manifiesto feminista ’Ni un paso atrás’ en Valencia. / EUROPA PRESS

Los planteamientos contrarios a la ley de violencia machista de Vox han puesto a las organizaciones feministas en pie de guerra. Más de 100 organizaciones de mujeres han suscrito un manifiesto titulado 'Ni un paso atrás' que fue difundido este miércoles en una multitudinaria rueda de prensa en Madrid y en otras 20 ciudades españolas. Fue la acción inicial o la "casilla de partida" a un conjunto de movilizaciones que llevarán a cabo en las próximas semanas y que, como plato fuerte, incluye una gran concentración ante el Parlamento andaluz el 15 de enero, fecha estimada para la investidura del nuevo presidente de esta comunidad. 

La movilización se reeditará por la tarde en todas las provincias andaluzas. A partir de ahí, los colectivos feministas avisan de que llevarán a cabo una "campaña constante y permanente" con la vista puesta en calentar motores cara al 8-M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, jornada en la que no dudan que los planteamientos "machistas" de Vox serán protagonistas. 

Asociaciones como la Federación de Mujeres Progresistas o Mujeres Juristas Themis estudiarán además la posibilidad de solicitar la ilegalización del partido ultra y de querellarse contra sus líderes por injurias y calumnias. Si bien, según admitió la presidenta de Themis, María Ángeles Jaime de Pablo, esas vías son "largas y costosas" y no producen resultados inmediatos. La ilegalización se fundamentaría en que Vox vulnera el principio de igualdad recogido en la Constitución, si bien, tendría pocos visos de salir adelante porque, hasta ahora, la única prohibición que ha salido adelante, la de Batasuna, se basó en que justificaba la violencia de ETA.

Los llamamientos

Los colectivos citados hicieron un llamamiento a la sociedad a que secunde sus movilizaciones y, antes de que se conociera el acuerdo entre PP y Vox que hará presidente de Andalucía al popular Juan Manuel Moreno, pidieron al partido conservador y a Cs que no accedan a las "pretensiones e imposiciones" de Vox, que en un principio reclamó derogar las leyes andaluzas contra la violencia machista, de igualdad y de apoyo al colectivo LGTBI. Aunque en el pacto no se incluyen las derogaciones, el PP ya ha empiezado a ceder al equiparar todas las violencias y mostrarse a favor de ampliar las garantías y la protección de los hombres que también sufren agresiones familiares.

A este respecto, las organizaciones feministas no niegan la existencia de una "violencia familiar" pero precisaron que el motivo de la misma no es la desigualdad "estructural". Además, su incidencia es mucho menor, por lo que su respuesta está recogida en el Código Penal y no necesita de una ley específica. "No se legisla en España sobre las excepciones, sino sobre un fenómeno social, que es el machismo", sentenció Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas.

Como el Holocausto

El manifiesto deja claro que un partido extraparlamentario, como Vox, no puede derogar la ley estatal contra la violencia machista y avisa a los ultras de que "negar la violencia de género" y sus cifras alarmantes -47 fallecidas en el 2017 y 946 desde que hay estadísticas- es como negar el Holocausto judío. Asimismo compara a la formación de extrema derecha con el Ku Kux Klan, al incluir en su programa un "intolerable retroceso de los derechos de las mujeres" que conduce a la "época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón". "No vamos a permitirlo", concluye.