Ir a contenido

Los regalos de estas fiestas

Guía para una juiciosa carta a los Reyes Magos

Los expertos recomiendan limitar el número y diversificar los contenidos de los juguetes para favorecer el desarrollo de los pequeños

Imma Fernández

Niños y adultos se divierten con un juego de mesa.

Niños y adultos se divierten con un juego de mesa. / Elisenda Pons

No hay que abusar de la bondad de los Reyes Magos. La carta debe ser breve y variada, aconsejan sociólogos y psicólogos. La profesora universitaria Anna Pujol Ferranexperta en ocio infantil, explica que una buena estrategia en la elección de los regalos infantiles pasa por diversificar los contenidos para potenciar las capacidades del pequeño y su desarrollo. La lista de peticiones a los Reyes Magos, sumada al intruso Papá Noel y al Caga Tió, merece una planificación anticipada, afirma. "Es preciso elegir bien, sin prisas, porque hay muchísima oferta".

Al niño entusiasta, pongamos por caso, de los coches, hay que abrirle las puertas a otros mundos del entretenimiento. Craso error si a toda la parentela le da por sorprenderle con una colección de artilugios motorizados para que la criatura quede contenta. Hay que apostar por la variedad. Y en cuestión de cantidad, lo ideal, sostiene, es limitar el número a tres o cuatro juguetes. "Si es preciso se guardan para otro momento del año". Pujol propone la siguiente selección y recomendaciones para satisfacer de la mejor manera las ilusiones infantiles.  

1. Artilugios de movilidad. Bicis, patines… Un buen juguete que además funciona como transporte y permite los desplazamientos de los pequeños.

2. Juegos de mesa. Con el plus positivo de compartir la actividad con la familia. Hay que acertar en el contenido. Ahora se están lanzando algunos de carácter lúdico exclusivamente que no aportan nada, como uno en el que se distorsiona la voz. Lo ideal son los instructivos, de conocimientos como el Trivial, o de estrategia.

3. Los juguetes promocionados en la tele y las marcas de moda. Son los que más se solicitan porque en los anuncios aparecen muy impactantes. Pero hay que vigilar porque a menudo en la realidad los efectos son mucho menores de lo que se ve en pantalla. En muchas ocasiones los niños pierden enseguida el interés por ellos. Hay que detectar si realmente interesa al crío o es solo el gancho del anuncio, en cuyo caso es preferible sustituirlos por otros.

4. Para hacer deporte. Los complementos para los deportes que practican o incluso para otros a los que los chavales se puedan aficionar son siempre un buen recurso.

5. Científicos. Muy recomendable. Deberían valorarse e imponerse más, porque no se publicitan ni se encuentran fácilmente en los comercios; algunos solo están en museos y centros específicos, o pueden adquirirse por intenet. Son participativos, los adultos pueden sumarse, y tienen un componente didáctico y científico muy valioso. De entrada, no llaman la atención a los pequeños, pero cuando se ponen a investigar la satisfacción es muy alta. 

6.Tecnológicos. Consolas, videojuegos… Son muy caros y hay que limitarlos. Es preciso controlarse para no estar siempre pendiente de comprar el último modelo.

7. Artísticos.  Son muy creativos e ideales para los pequeños que ya apuntan habilidades artísticas.

8. Libros. Es recomendable regalar siempre un libro para reforzar la lectura.

9. Material escolar, ropa… Las necesidades de algunos hogares hacen aconsejable incluir algunos objetos necesarios para la vida del pequeño.