Ir a contenido

RESCATE EN ALTA MAR

El barco de Open Arms se dirige a Algeciras con 310 inmigrantes

El Gobierno español ha autorizado el desplazamiento del boque hacia aguas territoriales

"Este año la Navidad la pasamos en el Mar", ha anunciado la oenegé a través de Twitter

El Periódico

El bebé que fue rescatado junto con su madre por el barco de Open Arms.

El bebé que fue rescatado junto con su madre por el barco de Open Arms. / Olmo Calvo / AFP

El barco de la ONG Proactiva Open Arms tiene previsto llegar a Algeciras (Cádiz) en cuatro días con más de 310 personas a bordo, y este lunes, día de Nochebuena, se encontrará con el barco Astral, que le llevará comida, mantas y medicamentos.En su cuenta de Twitter ha publicado un mensaje que  indica: "Este año la Navidad la pasamos en el mar".

Este sábado, el Gobierno español informó de que había contactado con Salvamento Marítimo que, ante la negativa de Malta o falta de respuesta de los puertos más cercanos de otros paíes, autorizó el desplazamiento del buque hacia aguas territoriales españolas.

El barco de la ONG Proactiva Open Arms mantiene a bordo a 310 personas, después de que este pasado viernes les auxiliase en alta mar a unas 50 millas al noreste de Trípoli. Según el jefe de la misión, Gerard Canals, en el momento del rescate un guardacostas libio se unió a ellos para encontrar otras embarcaciones a la deriva, pero, al final, abandonó la escena "sin previo aviso". La madre y su hijo recién nacido fueron evacuados a Malta ante el riesgo para sus vidas. Horas después, un somalí de14 años fue trasladado a Italia.  

En dos barcas de goma

El rescate se produjo el viernes a solo 24 horas de su llegada al Mediterráneo al observar dos barcas de goma en peligro de naufragio en las que iban los inmigrantes, entre ellos niños, bebés y mujeres embarazas.

Los primeros rescatados notificaron que había otra barca más a la deriva, por lo que el Open Arms comenzó a rastrear la zona. Seis horas después informaba del rescate de una tercera embarcación.

A finales del noviembre, la ONG anunció que volvía al corredor entre Libia e Italia, el más mortífero del mundo, para proseguir con las tareas de rescate de personas migrantes ante la "inacción deliberada" de la Unión Europea en esta crisis migratoria y a pesar del riesgo de que de Malta o Italia les impida desembarcar en puertos seguros.

"Seguiremos operando como hasta ahora, respetando el derecho internacional y navegando en aguas internacionales, como hemos venido haciendo siempre, y veremos qué pasa cuando rescatemos", dijo Camps durante la rueda de prensa en la que anunció la vuelta de Open Arms a esta zona del Mediterráneo y tras quedar inoperativo el convenio firmado con el Ministerio de Fomento para colaborar con Salvamento Marítimo en los rescates en el Estrecho de Gibraltar.

Bebés arrojados al mar

Por otra parte, más de un centenar de inmigrantes han llegado a las costas del sur de España en las últimas horas, una jornada marcada por la tragedia ya que dos bebés que viajaban en una de las pateras localizadas en el mar de Alborán fueron arrojados al mar al fallecer durante la ruta.

Tras un mes de noviembre en el que la llegada de pateras a nuestras costas fue incesante, este domingo ha sido un día en el que los equipos de socorro han rescatado a 138 personas cuando intentaban llegar a las costas mediterráneas del sur y sureste de España en varias pequeñas embarcaciones procedentes de las costas de Marruecos.