Ir a contenido

cuerpo en lucha

Los bomberos llevan su protesta a las puertas del Parlament

Centenares de funcionarios se manifiestan por las calles de Barcelona para pedir mejoras laborales

Gabriel Ubieto

Bombers de la Generalitat manifestándose frente al Parlament, este mediodía. / ALBERT BERTRAN

Centenares de Bomberos de la Generalitat han recorrido esta mañana el centro de Barcelona hasta concentrarse a las puertas del Parlament, donde han saltado, sin oposición policial, el cordón montado por los Mossos d'Esquadra para proteger el edificio. La protesta ha sido convocada de manera transversal por los diferentes sindicatos con representación entre el cuerpo y tiene como objetivo exigir mejoras laborales. Las centrales denuncian una falta de 1.000 agentes adicionales para poder prestar el servicio con normalidad y no depender de un exceso de horas extras. También alegan el mal estado y la elevada antigüedad del parque móvil de vehículos, que tasan en una media de entre 15 y 20 años. 

La manifestación ha partido de la plaza de Urquinaona de Barcelona y, tras descender por el paseo de Lluís Companys, ha concluido a las puertas del Parlament, donde la policía catalana ha instalado una barrera de vallas para evitar que los bomberos que participan en la protesta se acerquen a la sede de la Cámara catalana. Debido a la celebración de un pleno dentro del Parlament, los Mossos han instalado un doble nivel de barreras metálicas. Los bomberos han superado sin oposición ni tensión alguna con los agentes policiales el primer nivel nada más llegar la manifestación al parque de la Ciutadella. 

Los agentes antidisturbios de la policía catalana se han replegado hacia la segunda línea de barreras metálicas, frente a la que se han concentrado los bomberos, que han lanzado petardos y botes de humo, sin incidente alguno. Hasta las puertas del Parlament se han desplazado una docena de furgones de los Mossos. Según los sindicatos convocantes, alrededor de 1.000 bomberos han participado en la protesta.

La manifestación se enmarca en las movilizaciones que desde hace semanas mantienen los Bomberos de la Generalitat para exigir al Departamento de Interior mejoras laborales y un incremento de sus efectivos. Precisamente este jueves, el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha anunciado la convocatoria de 250 nuevas plazas de bomberos y otras 750 de Mossos d'Esquadra. Estas están recogidas en el anteproyecto de presupuestos que el 'vicepresident' Pere Aragonès le hizo llegar a patronales y sindicatos el pasado lunes. Representantes de los sindciatos convocantes han afirmado a EL PERIÓDICO que la cifra prometida les parece "insuficiente", ya que se encuentra lejos de los 1.000 agentes adicionales que ellos demandan. 

Tras llegar la manifestación de bomberos al Parlament, representantes sindicales han entrado a la Cámara catalana para reunirse una vez más con los diferentes grupos políticos y hacerles llegar sus reivindicaciones.