Ir a contenido

La previsión de los mercados

Las ostras y los tomates Cherry protagonizan las comidas de Navidad

Mercabarna informa que los congelados más demandados bajan de precio al igual que la piña y la uva

Óscar Hernández

Inés Butrón, divulgadora gastronómica y blóger culinaria, en la presentación del marisco y las frutas de esta temporada en Mercabarna.

Inés Butrón, divulgadora gastronómica y blóger culinaria, en la presentación del marisco y las frutas de esta temporada en Mercabarna. / Maite Cruz

Las ostras y los pequeños tomates Cherry van a ser dos de los protagonistas de las comidas y cenas de esta Navidad, según los responsables de Mercabarna, el principal centro distribuidor de pescado y frutas y verduras de la provincia de Barcelona y sobre todo de los mercados de la ciudad. En cuanto a los precios hay algunas buenas noticias, como la bajada de los congelados más demandados (rape, gamba langostinera y bocas). Y también disminuye el coste de la piña y de la uva de Aleda, la típica de Fin de Año, con respecto al año anterior.

Estos datos han sido facilitados hoy por Leandre Serra, expresidente y portavoz del Gremi de Majoristes del Mercat Central del Peix de Mercabarna, y el de los Majoristes de Fruites i Hortalises, Jaume Flores. Los dos han explicado que Mercabarna abrirá sus puertas el 24 y el 31 de diciembre "para garantizar la máxima frescura de los productos", aunque también para compensar los problemas de suministro que puedan registrarse el 21 de diciembre por las movilizaciones ciudadanas previstas.

Rape, doradas y lubinas

En cuanto al pescado y el marisco, además de las ostras -de las que se distribuirán unas 300 toneladas (en el 2015 fueron solo 18)-, el rape es el gran clásico en la cesta de la compra de estos días, al que le siguen los pescados de escama típicos como la dorada y la lubina, ambos salvajes. Aunque también los ejemplares de piscifactoría, especialmente la dorada, auementan sus ventas esta temporada y, lo más importante, con bajada de precio.

Serra ha explicado que de las 6.100 toneladas de productos del mar que van a salir del Mercat Central del Peix de Mercabarna, el 14% serán congeladas, entre las que destacan el rape, la gamba roja, la gamba langostinera (la gran protagonista de las fiestas) y las bocas. Los precios de estos congelados son inferiores a los del año pasado, asegura.

Salmón grande más caro

La bajada de precios de los congelados al igual que el del pescado de acuicultura, que es muy estable, va a favorecer la contención de precios estas Navidades. El único producto de piscifactoria que subirá un poco su coste es el salmón de gran tamaño, el que pese más de cinco kilos, ya que es el más demandado para las cenas familiares.

Y de lo grande a lo pequeño. Al menos en frutas y hortalizas estas fiestas se lleva lo mini. Según Jaume Flores, "el tomate cherry es un producto que esta siendo la sensación de Europa y entra con fuerza en el mercado catalan y va a ser una de las tendencias de estas fiestas". Las variedades protagonistas de Cherry son el redondo, el pera, el semipera, el naranja y el kumato. Casi todos proceden de Almería y Maresme. Destacan por su sabor y su forma homogénea y color.

El éxito de lo mini

Se suman las miniverduras, que dan un toque original a los platos, sobre todo como guarnición. También se han puesto de moda en Navidad los frutos rojos, como las frambuesas, las grosellas y las moras, que se suman a las cerezas de Chile. Solo de fambruesas se comerciaizarán 130 toneladas, "diez veces más que el volumen distribuido en las fiestas navideñas del 2016", según Flores. Por suerte, pese a la gran demanda no suben de precio.

Inés Butrón, divulgadora gastronómica y blogger, ha realizado en la sede de la dirección de Mercabarna una demostración de la combinación de las minifrutas y miniverduras en las ensaladas para estas fiestas, "que sobre todo en las cenas ayudan a hacer las comidas más ligeras". Butrón, responsable del bloc Atable, ha defendido la calidad del pescado y los mariscos, especialmente útiles para las cenas.

Butrón ha aprovechado para dar algunos consejos para no desperdiciar nada del pescado que se compre para estas comilonas de Navidad. Uno de ellos: aprovechar la enorme cabeza del rape para preparar, por ejemplo, un fumet o un caldo de pescado.