Ir a contenido

El otoño más lluvioso llena el bolsillo de los fabricantes de paraguas

Las empresas españolas han incrementado su facturación los últimos meses entre un 20% y un 500%

Cola de ciudadanos en Barcelona que se protegen de la lluvia con el paraguas / ARCHIVO.

Cola de ciudadanos en Barcelona que se protegen de la lluvia con el paraguas / ARCHIVO. / JORDI COTRINA

Los intensos y repetidos aguaceros caídos este año en buena parte de España han caído como maná del cielo para los fabricantes de paraguas españoles, que han visto disparadas sus ventas entre un 20% y un 500% en algunos de los casos, según han explicado varias empresas consultadas por Efe.

Josep Julià, director comercial de Manufacturas Clima SA, que se presenta como el fabricante de paraguas más grande del mercado español, ha explicado a Efe, que sus ventas de paraguas este año se han incrementado entre un 20 y un 22% impulsadas por la húmeda meteorología de este año.

Esta empresa, ubicada en Barcelona, vende cada año entre 1 y 1,2 millones de paraguas, que diseñan en Cataluña y luego encargan su manufactura a empresas chinas.

Un 75% de su producción se vende en España y el resto lo exportan a otros 30 países, especialmente a Italia y México.

Julià ha resaltado que la mayoría de los paraguas los compran personas de entre 18 y 35 años y este año "han buscado paraguas más coloridos", pese a lo gris que ha estado el tiempo.

Una portavoz de la empresa Ezpeleta, situada en Oñati (Guipúzcoa) y que presume de ser una de las pocas firmas que mantienen la manufactura de paraguas en España, también ha confirmado a Efe que han crecido este año sus ventas, y, aunque no ha podido cuantificar el montante, sí ha reconocido que "prácticamente hemos agotado la colección".

La portavoz de la empresa guipuzcoana, que fabrica paraguas de alta calidad cuyo precio no baja de los 80 euros, ha lamentado que su producción "siempre depende del clima" y por eso decidieron hace tiempo también empezar a fabricar parasoles.

El administrador de la firma Paraguas Barsan de Martorell (Barcelona), David Baraguès, ha afirmado a Efe que este año se han recuperado de las ventas de los tres años anteriores, cuando las sequías habían provocado un descenso de ventas importante.

Baraguès ha reconocido que este año ya han triplicado las ventas con respecto al año anterior.

"Nosotros somos como los payeses", ha comentado Baraguès, que admite que no tienen ningún plan previsto para cambiar su producción ante los pronósticos de expertos sobre los efectos del cambio climático que comportarán años más secos.

Según el empresario, para ellos, son habituales los ciclos de precipitaciones, con dos o tres años de sequías seguidos, por algún año lluvioso, que les hace "recuperar ventas de los años anteriores".

La responsable de comunicación de la empresa catalana Paraguas y Accesorios de Moda, Aina Miquel, ha reconocido a Efe que la frecuencia de las precipitaciones y tormentas, además de provocarles un aumento espectacular de ventas, "también ha comportado que los clientes escojan paraguas más grandes y resistentes de los que utilizaban anteriormente".

La portavoz de esta empresa manufacturera, ubicada en Argentona (Barcelona), ha asegurado que han aumentado un 500 % sus ventas de paraguas si comparan las ventas de la semana que más llovió el pasado año 2017 con la que más ha llovido este año.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), octubre y noviembre han sido meses muy lluviosos en España.

En noviembre se registró una precipitación media de 106 litros por metro cuadrado, valor que supera en un 32 % el valor normal, que es de 80 litros en el periodo de referencia entre 1981 y 2010.

Galicia, Castilla y León, Cataluña, norte de la comunidad valenciana, Murcia y en pequeñas zonas del Sistema Central, Cádiz, Cuenca, Baleares y norte de Canarias registraron lluvias por encima de lo normal.

Y en el mes de octubre se registró una precipitación media en España de 98 litros por metro cuadrado, valor que supera en un 26 % el valor normal, que es de 78 litros entre 1981 y 2010.

En Barcelona, donde este año ha llovido más que en Londres, durante el mes de octubre se registró una acumulación de precipitaciones de 195 litros por metro cuadrado, lo que conllevó que fuese el octubre más lluvioso en 31 años, desde 1987, según datos del Observatorio Fabra.

Las precipitaciones durante el mes de noviembre en la capital catalana, según el mismo Observatorio, tampoco se quedaron atrás, con una acumulación de 208 litros por metro cuadrado, convirtiéndolo en uno de los que registró más precipitaciones en la serie climática de 1914-2018. 

Temas: Lluvias