19 feb 2020

Ir a contenido

El Gobierno ultima una ley que se circunscribe a la trata y no prohíbe la prostitución

Calvo admite que la norma será limitada porque la lucha contra la explotación sexual debe ser internacional

La vicepresidenta se muestra a favor de educar en los colegios en contra de la pornografía

Patricia Martín

La vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, en una comparecencia en el Senado. 

La vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, en una comparecencia en el Senado.  / JOSÉ LUIS ROCA

El Gobierno está ultimando una ley contra la trata de seres humanos, en la que no se incluirán medidas contra la prostitución en su conjunto, pese a que el PSOE es abolicionista y prometió en su programa electoral “sancionar la demanda y compra de prostitución”. De hecho, recientemente hizo llegar al Ejecutivo un borrador legal en el que pide castigar a los clientes con sanciones económicas, que podrían ser penales si la prostituta es menor de edad. Y los socialistas presentaron en el Congreso una proposición no de ley en la que reclaman sin matices erradicar esta actividad.

Si bien, fuentes gubernamentales argumentan, en declaraciones a EL PERIÓDICO, que en el poco tiempo que resta de esta legislatura –haya o no adelanto electoral- el Ejecutivo no puede abordar algo tan complejo y, por tanto, los trabajos se están centrando en aprobar un compendio de medidas exclusivamente dirigidas a penalizar, prevenir y ayudar a las víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, según marca además el Pacto contra la violencia machista.

Aprobar una ley de estas características ya es de por sí muy complicado, según subrayó la vicepresidenta, Carmen Calvo, este jueves en una comparecencia en el Senado. Y es que el tráfico de personas con destino a la prostitución es un problema con dimensiones internacionales, de ahí que muy pocos países hayan promovido leyes específicas. “La ley cumplirá con un fin hasta cierta parte y es lo que podamos hacer aquí”, admitió, tras asegurar que el anteproyecto está “bastante avanzado” y que en el mismo están colaborando “tres grupos de trabajo”. Uno de ellos es el Consejo Asesor de Igualdad del PSOE, que elaboró el borrador indicado, pero hay otros colectivos especialistas en derecho y en esta lacra que también haciendo aportaciones.

Campañas y planes de formación

De hecho, el Consejo de Ministros estudió el pasado 23 de noviembre un informe previo a la aprobación del anteproyecto en el que se avanza que para desincentivar la demanda de prostitución se harán campañas de concienciación y talleres de sensibilización dirigidos a los jóvenes, pero se no menciona nada sobre las sanciones a los clientes que promueve el PSOE o la prohibición de la actividad.

El informe detalla que la norma incluirá planes de formación para los funcionarios, fiscales y policías sobre un delito complejo, en el que las víctimas, sometidas a una situación de explotación cruel, apenas encuentran vías para denunciar. Por ello, se establecerán indicadores homogéneos para identificar a las afectadas, conforme a las recientes recomendaciones elaboradas por el Consejo General del Poder Judicial.

La pornografía

Por otra parte, en su comparecencia la vicepresidenta se mostró partidaria de tratar de evitar que muchos menores basen su educación sexual en la pornografía. Por ello pidió a los partidos “tomar con determinación decisiones” y “abordar de forma valiente” en las aulas una educación basada en los valores constitucionales y la educación sexual y afectiva igualitaria. “Es una preocupación que estará presente en la ley de educación”, prometió.

También aseguró que el anteproyecto de ley contra la violencia infantil, que trata de luchar contra los abusos sexuales a los niños y aumentar el plazo de prescripción de estos delitos para que no queden impunes, verá la luz antes de fin de año, como se había comprometido el Gobierno.