Ir a contenido

Golpe contra el menudeo

Una treintena de detenidos por tráfico de marihuana y cocaína en Barcelona y área metropolitana

Más de 600 agentes participan en 38 registros en domicilios y locales como locutorios

El epicentro de esta red de menudeo se encuentra en L'Hospitalet de Llobregat, con una quincena de entradas

Guillem Sànchez

Dispositivo policial contra el tráfico de drogas en Barcelona y el área metropolitana. / FERRAN NADEU (VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA)

Más de 600 agentes de los Mossos d'Esquadra participan desde primera hora de este martes en una gran operación contra el tráfico de drogas en Barcelona y su área metropolitana. 

La 'operación Popeye' ha incluido registros en L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona, Sant Adrià de Besòs, Badalona, Sant Andreu de la Barca, Esplugues, Cornellà, Sant Feliu de Llobregat, Fogars de Montclús i Lliçà de Vall. Se ha detenido a 39 personas en 38 entradas judiciales en domicilios y locales, como locutorios. 

Se trata de un golpe contra una red que distribuía cocaína y marihuana a través de pisos, en los que también se almacenaba la droga, locales y venta en la calle. Fuentes policiales subrayan que se trata de una operación contra el menudeo de droga, es decir, contra los camellos que la vendían directamente a los consumidores. 

La Divisió d'Investigació Criminal (DIC) de los Mossos ha llevado las pesquisas de un operativo en el que participa también la unidad canina y el helicóptero de la policía catalana. 

Uno de los detenidos en la calle de Hortensia de L'Hospitalet. / DANNY CAMINAL

El grueso de las operaciones --15 de los 38 registros-- tiene lugar en L'Hospitalet, localidad en la que resulta visible la presencia de antidisturbios ARRO en diversas calles del centro. Los implicados son ciudadanos de diversas nacionalidades, entre ellos varios dominicanos. Aunque existen conexiones con algunos narcopisos del Raval, a quienes abastecerían de droga, fuentes policiales matizan que no es una red vinculada a los pisos de la droga del distrito de Ciutat Vella. 

Está previsto que los registros se alarguen todavía varias horas.