07 jul 2020

Ir a contenido

Carcedo sobre la homeopatía: "Haremos constar en el envase si tienen o no indicación terapéutica"

La ministra de Sanidad garantiza que se analizará "concienzudamente" si las pseudoterapias disponen de evidencia científica

Los centros privados que se definan como 'sanitarios' no podrán ofertar técnicas no avaladas por la ciencia

Patricia Martín

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. 

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo.  / José Luis Roca

La nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo (Santa Bárbara, Asturias, 1953) ha continuado con las prioridades fijadas por su antecesora, pero también ha abierto nuevos frentes, como el destinado a poner coto a todo el ámbito de las pseudociencias.

Puede aclarar su postura respecto a la homeopatía o la acupuntura, porque en la presentación del plan contra las pseudociencias se pusieron como ejemplo pero después ha señalado que se requiere un “análisis riguroso” para determinar si incluirlas o no en el listado de prácticas sin evidencia científica. 

La matización viene porque el mismo rigor que exijo a las llamadas pseudociencias, me lo debo exigir a mí también. Ese plan lo que contempla es que la red de agencias de evaluación de tecnologías sanitarias elaborará un listado de prácticas, en función del grado de evidencia científica. Existe ya un informe del 2011, en el que se dice que hay ausencia de evidencia en muchas técnicas, pero vamos a analizarlo concienzudamente, con el rigor que caracteriza a estas agencias y tendremos entonces perfectamente identificadas cada una de estas prácticas, para decidir si reciben el calificativo de sanitarias o no.  

Respecto a la homeopatía, ¿es partidaria de que los productos que previamente han manifestado que no tienen indicaciones terapéuticas se sigan vendiendo en las farmacias y con una presentación similar a los medicamentos? 

De los 2.000 productos que han solicitado su registro de acuerdo con la directiva europea de medicamentos, 12 han pedido ser autorizados con indicación terapéutica. Veremos qué grado de evidencia para esa indicación tienen, con los mismos criterios y requisitos que se está exigiendo a cualquier otro medicamento. Y el resto, si efectivamente no demuestran evidencia científica, serán autorizados con esas indicaciones, para que a la ciudadanía le quede claro qué tipo de producto están comprando. Se hará constar en el envase.

¿Cómo va la batalla en Europa para que la homeopatía no sea considerada medicamento?

Seguimos con la misma posición en todos los foros donde se debate este asunto. Y hay países que ya están cambiando. Por ejemplo, el Reino Unido retiró la homeopatía de la financiación pública y Francia, que era de los países que más defendía estos productos, está modulando. Hay otros países, sin embargo, más renuentes.

¿Hay un registro de cuántos médicos colegiados usan pseudoterapias? ¿Se va a impedir de alguna forma que puedan utilizarlas como complemento a la medicina tradicional?

No hay un registro de médicos para cada una de estas terapias y lo que existen son datos inconexos. Lo que pretendemos con el plan es sacar estas prácticas del ámbito público. En cuanto al ámbito privado, la idea es que aquellos centros que presten actividades vinculadas con las pseudoterapias no basadas en el conocimiento y que no demuestren que aportan a la salud alguna solución, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, no tendrán el calificativo de centro 'sanitario'. Además se evitará publicidad engañosa, por tanto en el sistema público no tendrán cabida como solución terapéutica y en el ámbito privado los centros que se definan ‘sanitarios’ tendrán que reunir requisitos de que utilizan prácticas basadas en la evidencia científica.  

"Cuando tengamos el listado de pseudoterapias, diremos que se pueden usar pero que no se ha demostrado que reporten mejoras para la salud"

María Luisa Carcedo 

¿Y se atrevería a dar una fecha de cuándo estas prácticas estarán fuera de los centros sanitarios? 

Estamos desarrollando todo el plan pero no me atrevo a dar fechas porque me puedo pillar los dedos. Estamos trabajando en coordinación con el Ministerio de Ciencia, son varios los organismos que están implicados y no tenemos el calendario cerrado. Además, no solo se está trabajando en las pseudoterapias, sino también en el conjunto de las pseudociencias.

¿Y cuando se pondrá en marcha la primera campaña informativa? 

Cuando tengamos el listado de las técnicas que no disponen de evidencia científica, se dirá que se pueden usar pero que no se ha demostrado en base al conocimiento disponible que es una práctica que reporte mejoras a la salud, de curación o de alivio.