Ir a contenido

ATRAPADOS FRENTE A LIBIA

Evacuado uno de los inmigrantes del pesquero español a Malta

Los médicos de Open Arms acuden al encuentro del 'Nuestra Madre Loreto' para atender a dos de los viajeros

Crece la presión sobre el Gobierno para que descarte la opción de desembarca al resto en Libia, como pide también ACNUR

Nacho Herrero

El Open Arms acude a Libia a rescatar 12 migrantes de un pesquero / OPEN ARMS

Las gestiones, y la presión, de la oenegé Open Arms han permitido la aprobación por parte del Gobierno español de la evacuación por motivos médicos de uno de los 12 inmigrantes que desde hace más de una semana están en el pesquero alicantino ‘Nuestra Madre Loreto’ frente a las costas de Libia, según esta organización. La salud de los inmigrantes, que según la entidad, se ha "degradado rápidamente", y el creciente número de voces que reiteran que Libia no es un puerto seguro, multiplican la presión para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez encuentre otra alternativa a su propuesta desembarcar a los inmigrantes en el país africano por ser el más cercano y para que retome el criterio que tuvo para aceptar el traslado a València de los inmigrantes rescatados por el 'Aquarius' en junio.

En continua comunicación con el patrón del barco alicantino, los responsables de Open Arms decidieron que el viernes por la mañana su barco y el ‘Mare Jonio’, de una oenegé italiana, acudirían al encuentro del ‘Nuestra Madre Loreto’ para que sus médicos pudieran comprobar el estado de los inmigrantes tras el aviso de los síntomas que presentaban dos de ellos. Al atardecer se procedió a la evacuación del primero de los enfermos, según informó vía Twitter Óscar Camps, uno de los fundadores de Proactiva Open Arms.

Previamente, los tripulantes del barco español habían, también a Salvamento Marítimo, que uno de los rescatados había sufrido desvanecimientos y otro se quejaba de fuertes dolores en el abdomen. "La asistencia médica de las personas a bordo es una prioridad", afirmaban desde Open Arms.
 

Foto aérea de algunos de los inmigrantes en el "Nuestra Señora de Loreto" / AP

Desde la oenegé se dejaba la puerta abierta a un traslado conjunto de los inmigrantes a su propia embarcación por motivos de salud. En una primera visita al barco alicantino, hace ya unos días, la falta de un permiso de las autoridades españoles, necesaria para un intercambio así entre dos barcos con bandera del país, impidió ese trasvase de pasajeros pero un riesgo vital podría permitir una excepción.

Los médicos de la organización no gubernamental llegaron este viernes al pesquero a mediodía y transmitieron noticias preocupantes. "La salud de los náufragos se ha degradado muy rápidamente después de sobrevivir a las infernales condiciones libias han soportado siete días en cubierta, cinco de ellos de duro temporal en alta mar por no tener puerto abierto. Ilegal e inhumano", escribía Óscar Camps, uno de los fundadores de la oenegé.

A un hospital en Malta

Finalmente, y tras muchas gestiones, el Gobierno aprobó y pactó con Malta la evacuación en helicóptero de uno de los dos jóvenes en mal estado de salud que está muy débil y en estado de deshidratación. Fuentes de Open Arms confirmaron que la idea es que la evacuación se produzca desde el mismo pesquero, sin pasar por su barco.

El paso de los días hace que cada vez sean más las voces que piden públicamente al Gobierno que renuncie a su idea de desembarcar a los inmigrantes en Libia y ACNUR emitió un comunicado en el que pide "una solución urgente sin retorno forzoso a Libia".  La agencia de la ONU para los refugiados aseguró que ha transmitido al Gobierno "su profunda preocupación ante la posibilidad del retorno forzoso de las personas rescatadas a Libia" y ha ofrecido "su colaboración en la búsqueda de alternativas seguras y viables".

"A la luz de la situación de inseguridad, las detenciones sistemáticas y los graves riesgos a los que se enfrentan las personas refugiadas e inmigrantes en Libia, ACNUR no considera que sea un puerto seguro y pide que no se devuelva a Libia de manera forzosa a las personas rescatadas en el mar", afirma su escrito.

El rescate

Los migrantes salieron hace nueve días de las playas próximas a ciudad libia de Khoms, uno de los principales centros operativos de las mafias dedicadas al contrabando de personas en el Mediterráneo central, la ruta más mortífera del mundo.

Fueron rescatados por el 'Nuestra Madre de Loreto' el pasado 22 de noviembre después de que, según Vivente Sempere, segundo de a bordo del pesquero, fueran abandonados por las patrulleras libias en aguas internacionales.

El pesquero se hallaba faenando en la zona, fuera de las aguas jurisdiccionales de Libia, y cumplió con su obligación de auxiliar a los náufragos y avisó a las patrulleras libias, que según Sampere ignoraron su alerta.

De acuerdo con los 12 inmigrantes rescatados, en el precario bote neumático viajaban otras 25 personas que si fueron interceptadas por la Guardia Costera libia y devueltas al país norteafricano, donde fueron encerradas en campos de detención.

En un primer momento, la intención del pesquero era llevarlos a Malta o Italia, países que enseguida sellaron sus puertos, e incluso a España, cuyo gobierno desde el primer momento ha tratado de que regresaran a Libia, según dijeron a Efe fuentes diplomáticas del país norteafricano.

En este contexto, la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, expresó este jueves la preocupación del Ejecutivo, sugirió la posibilidad de que se dirigiera a Libia para avituallarse y pidió colaboración a los países ribereños" en caso de que se considere que Libia no cumple las condiciones para ser un puerto seguro".

Organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos y organismos dependientes de la ONU han pedido a España que no devuelva a los migrantes a Libia ya que supondría una violación de la ley internacional, ya que este país "no está considerado un puerto seguro".

"Que vuelva a España"

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha insistido en que el pesquero Nuestra Madre de Loreto vuelva "a casa", a Santa Pola (Alicante), de forma segura con la tripulación y los doce inmigrantes, tal como mandan "las leyes del mar y la mas mínima decencia humana".

Oltra ha señalado que la tripulación está preocupada por las personas que lleva a bordo y el patrón, con el que habló este jueves, "no entiende que tengan que ir a Libia, donde estas doce personas encontrarán una muerte segura".

Según palabras textuales del patrón, citadas por la vicepresidenta, no entienden por qué a "estas criaturas", que han sufrido tanto, se les quiera devolver al lugar "donde más han sufrido" al no ser un muelle seguro para ellos.

Ha destacado la bonhomía, la decencia, la solidaridad y la humanidad de los tripulantes y el patrón del pesquero ante otra situación de emergencia humanitaria, como cotidianamente se da en el Mediterráneo.

Oltra ha señalado que el Gobierno valenciano sigue en contacto con el Ejecutivo central para que el barco pueda volver a su puerto y espera de él "una respuesta positiva" en este sentido.

Ha recordado que la valenciana es una Comunidad de acogida y en este caso "con más razón" al tratarse de un pesquero valenciano, y ha indicado que las últimas noticias apuntan que el barco de ayuda humanitaria Open Arms estaba acudiendo al rescate del pesquero y de los inmigrantes enfermos.