Ir a contenido

ESPECULACIÓN URBANÍSTICA EN EL LITORAL

Territori intenta frenar las nuevas urbanizaciones en la Costa Brava

El 'conseller' confía en aprobar un plan más restrictivo en el primer trimestre del 2019

El Periódico

Trágico día en una de las zonas turísticas en Sao Vicente

Trágico día en una de las zonas turísticas en Sao Vicente / Joan Castro

El conseller de Territori, Damià Calvet, ha reconocido hoy que la Generalitat no podrá parar todos los proyectos urbanísticos denunciados en la Costa Brava, entre otras cosas porque no tiene competencias sobre los que están en suelo urbano urbanizado, que requieren licencias municipales.

Calvet ha comparecido en el Parlament para explicar que la Conselleria de Territorio aprobará en el primer trimestre del 2019 un plan para revisar el suelo pendiente de urbanizar en la costa de las comarcas de Girona. El nuevo plan sí permitirá paralizar el otorgamiento de licencias de construcción en muchos sectores y servirá para "mirar con lupa" todos los proyectos.

El conseller Calvet ha reconocido que últimamente se han activado proyectos en el litoral que han causado la preocupación de los ciudadanos y también de la Generalitat por tratarse de construcciones en localizaciones sensibles o con parámetros poco sostenibles, que se hace necesario "revisar".

Cien hectáreas frenadas

Territori aspira a evitar alguns proyectos polémicos con la revisión de  2.069 hectáreas en las que se prevé construir 29.978 viviendas. El plan también estudiará la adaptación de los proyectos al plan territorial, la inundabilidad, el impacto paisajístico, la densidad y la continuidad en núcleos urbanos.

Actualmente, a través de la Comisión Territorial de Urbanismo de Girona, se han podido reducir en 100 hectáreas los suelos de nuevos crecimientos que se preveían sólo en el litoral de las comarcas de Girona entre 2010 y 2018, lo que equivale a unas 2.500 viviendas.

Se prevé que esta reducción de suelo clasificado para nuevos crecimientos continúe a medida que más municipios actualicen sus planes de ordenación urbanística municipal (Poum), adaptándolos a los nuevos parámetros de sostenibilidad y preservación del paisaje.

El Govern trabaja en la redacción de la Ley de Territorio, que tiene como objetivo repensar toda la legislación vigente en materia de ordenación del territorio, urbanismo, paisaje y urbanizaciones con déficits. Y está en trámite la nueva Ley del Litoral, que creará instrumentos urbanísticos y financieros para mejorar la preservación del litoral con atención a las playas catalogadas como naturales.