Ir a contenido

La enfermería podrían ir a la huelga, pero en fechas distintas a los médicos

SATSE acusa a los doctores de buscar una mejora salarial y no de la sanidad

El gremio ha planteado al ICS sus propias reivindicaciones y si no son atendidas, también pararán

Patricia Martín

Una enfermera recoge datos del dolor de una paciente

Una enfermera recoge datos del dolor de una paciente / Hospital Germans Trias i Pujol / ACN

El sindicato mayoritario de enfermerasSATSE, no solo no se ha sumado a la huelga convocada en un inicio por Metges de Catalunya y a la que se han unido otros colectivos, sino que el gremio acusa a los médicos de hacer la guerra por su lado y de “pedir dinero”, en lugar de buscar una mejora de la sanidad.

“Ellos han ido por libre, que es lo que hacen siempre. Si hubieran querido mejorar la sanidad, hubieran contado con todos. Pero están mirando solo sus condiciones laborales. ¿Eso mejora la sanidad? Lo dudo, mejora sus condiciones laborales, pero la sanidad somos mucho más gente”, señala en declaraciones a EL PERIÓDICO David Carbajales, secretario de acción sindical de SATSE.

En su opinión, el desencadenante de una huelga histórica, en la que la CGT y Rebelió Primaria invitan a las enfermeras a sumarse y posiblemente algunas lo hagan, son las elecciones sindicales de marzo del 2019. En este contexto, SATSE hubiera deseado que todos los empleados de los centros de salud fueran a una, con reivindicaciones conjuntas a la administración y no que cada gremio plantee sus necesidades, sin pensar cómo estas afectan al resto.

La carga para las enfermeras

De hecho, Carbajales considera que la reivindicación médica de reducir el número de pacientes asignados a cada profesional “triplicará” el trabajo de las enfermeras. “Si los médicos limitan sus visitas y no ponen más médicos, porque no los hay, automáticamente al usuario alguien lo tiene que ver y lo va a ver la enfermera”, denuncia. SATSE teme además esta situación se vuelva crítica durante la huelga.

Ante ello, el delegado de acción sindical anima a los usuarios a que “protesten”, durante la “huelga y siempre”, para reclamar que la atención primaria reciba las inversiones que necesita, porque considera “intolerable” que a algunos pacientes les estén dando cita “50 o 35 días después”.

Déficit de 130.000 profesionales

SATSE lleva meses luchando porque se incrementen las plantillas de enfermeras. Según sus cálculos, se necesitarían 130.000 profesionales en toda España para llegar a la media de la UE. Un déficit que, a su juicio, no se da en el colectivo de médicos, con carencias que serán realidad en unos 10 años, no ahora, según señalan.

Por ello, en Catalunya está llevando a cabo su propia negociación con el ICS, que está a punto de culminar. El lunes esperan un compromiso por escrito a sus demandas y si no, harán su propia huelga, dado que tampoco comparten el paro del sector público de la Generalitat convocado el 12 de diciembre. “Ya hemos ido a otras a huelgas generales y luego se quedan las mejoras los administrativos y los bomberos y nosotros no vemos nada”, afirma Carbajales.

Las demandas de las enfermeras están centradas en tres aspectos. En primer lugar, que se reduzca el número de pacientes que tienen que atender en poco tiempo y que se adecúe la planificación a la cartera de servicios. “No es lo mismo atender a un enfermo crónico que hacer pruebas medicas o desplazarte a un domicilio. Todo no puede computarse en 10 minutos, porque no se tarda lo mismo”, explica.

Estabilidad en el empleo

En segundo lugar, piden estabilidad en el empleo para frenar una rotación de profesionales “brutal” que, a su juicio, “vuelve locos a los usuarios y a las enfermeras”. Un sanitario “necesita un tiempo para conocer el cupo de gente, porque muchos son pacientes crónicos y con contratos de un mes es imposible, es un fraude al usuario”, reflexiona.

Por último, SATSE pide recuperar la jornada y las remuneraciones del 2012. No reclaman una devolución de golpe y se conforman con que en el ICS se comprometa a que, en el plazo de seis meses, presentará una propuesta que de solución a sus demandas.